QUOTE


Días suaves

18 mayo 2011

Placeres compartidos (240/365)
240/365


Estoy teniendo "días suaves", se siente bien tomar algunas decisiones y llevar adelante los proyectos. Disfruto mucho de este tiempo en casa. Y mis emociones están equilibrándose de a poco. Ahora Centenari@ se siente...no sé por qué, pero empecé a sentir los movimientos más tarde que en el embarazo de Guille (ah, sí...los 15 kilos de más jeje). La cuestión es que haberlo empezado a sentir justo en esta semana, de tantas decisiones y de certezas con respecto a algunos temas, me hace pensar que es un buen presagio :)
Y me siento bien, contenta, disfrutando de este embarazo. Ayer Guille se fue con sus abuelos a pasar la tarde y yo salí a caminar, me llevé la cámara y saqué algunas fotos. Esa luz dorada de otoño me hizo bien, supongo. Aunque no veo a mucha gente, me siento cuidada por mi entorno, estoy tranquila y así me es más fácil pensar.
El 31 tengo turno para la próxima ecografía. Tal vez podamos ver el sexo. Lo gracioso es que, aunque tengo el nombre elegido para uno sólo de los sexos, yo presiento que es del otro...David dice que mi "sexto sentido" vino fallado.

Gracias a todas las que comentaron en el otro post. Ya leí tantos relatos de PVDC que medio se me confunden. Hoy leí el nacimiento de Ismael, gracias Laura. Me emocioné mucho. Qué casualidad que hayas llegado desde allí no? O tal vez tengo que pensar en hilos sutiles que nos van uniendo para llegar a atravesar una experiencia. Y eso también me emociona. Aviso que por muy contenta que esté yo SOY llorona, es una característica básica de mi personalidad ;-)

Y quería agregar, por más que de a poco van saliendo reservas para sesiones de fotografía (el sábado pasado cubrí el bautismo de una beba de 4 meses, por ej.), qué lindo es no tener que salir a trabajar todos los días! A veces me siento un poco culpable. Claro que Guille demanda tiempo y la casa también (aunque muchas tareas hogareñas están minimizadas al máximo), pero te regalo sentarte 8 hs. en una oficina como hace David. Bueno, decía, que a veces me invade el sentimiento de culpa, pero incluso a pesar de eso, qué lindo estar en casa la mayor parte del día. Soy casera, sí. Me encanta :) Yo digo ¿cómo voy a hacer si tengo que volver a trabajar en algún momento? Es decir, trabajar, trabajar: muchas horas fuera de casa ¿se puede?¿o este mundo paralelo no lo abandono más? Creo que me muero si tengo que volver a madrugar :( Nada, mejor pensar en que el estudio de fotografía va a despegar despacito, pero sin pausa :)

En la foto Guille me dice "eé ahí", era la decimocuarta vez que leía ese libro. Está bueno que le guste, pero a mi me aburre ;-)

Juro que algún día contesto los mails que debo. Qué vergüenza!

7 comentarios

  1. QUe lindos tus días suaves Luisina!! :)
    Quizas vuelvas a trabajar pero aunque hoy no lo puedas ver, lo que haces ahora es TRABAJAR. Discuti muchas veces por este tema con amigos, familiares y ajenos. Tener un trabajo en casa o no madrugar y poder elegir el horario que uno quiere no quiere decir no trabajar. Tomar la decision de dedicarse a hacer algo que a uno le gusta, cobrar por eso y encima poner nuestros propios horarios es un privilegio pero tambien un desafio porque te jugas y salis de "lo seguro". Mañana te hago el envio, besote grande y disfruta mucho de este momento!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola vengo de la clase de Aventura de Jackie, me encantó que tu viaje soñado sea recorrer México, ya que soy mexicana me orgullece bastante, así que cuando te decidas acá te doy tips por si los requieres.

    Prosigo a leer tu blog.

    Alesi

    ResponderEliminar
  3. Hola...qué placer los días suaves! Y qué hermoso sentir los movimientos del bebé :)
    Sí, eso de trabajar fuera de casa por estos lares no se extraña PARA NADA. Obvio que en casa se trabaja y más cuando tenés chicos chiquitos que te demandan mucho tiempo y energía, pero TENER QUE SALIR A TRABAJAR CON FRIO, LLUVIA, CALOR, SUEÑO, ETC... es peor! Yo tampoco sé cómo voy a hacer si algún día tengo que volver a las 9 horas oficinezcas...:S

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. jajaja, que horor trabajar 8 horas en una oficina... yo trabajo 9 :( y me levanto a las 6 asi que me da ganas de llorar!!! Uno se acostumbra un poco a la rutina, mas si le vas encontrando ese gustito al trabajo. Te deseo mucha suerte y ojalá no se corte y sigas escribiendo.
    Besoooo

    ResponderEliminar
  5. Hola a todas! Gracias por comentar y perdonen que después no conteste...es la la internet va y viene.

    Geor: si, si...es verdad que es trabajo, incluso aprender o mejorar algo es parte del trabajo. Totalmente de acuerdo con vos! Pero es un poco menos cansador estar en casa ¿no? Besos!!

    Alesi: siiii, México es uno de nuestros destinos soñados :)

    Claro Gi, a eso me refiero...salir a trabajar nieve o truene, tengas ganas o no...es medio esclavitud, incluso aunque te guste el trabajo. Por otro lado el hombre es una animal de costumbres, así que uno se adapta, yo sé...peeeero, qué miedo! jajaja


    Hola Caro! Tanto tiempo ;-)
    Claro, la verdad es que yo nunca laburé en una oficina...y tb es cierto que el aula es 0 rutina (una de las cosas buenas de la docencia), pero no más estar muchas horas fuera de casa es TAN cansador que ahora ni puedo imaginármelo (cansada como estoy jajaja).
    Ahora mismo me pongo a redactar un post con fotos :)

    Besos a todas!

    ResponderEliminar
  6. Te escribí dos comentarios larguísimos y parece q no están :( que tristeza.

    ResponderEliminar
  7. Ay! no me digas Isha! solo me llegó el que me dejaste en la otra entrada! Blogger a veces hace desaparecer comentarios :(

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.