QUOTE


Catálogo de la mediocridad

15 septiembre 2010

guille reja


El domingo nos juntamos a almorzar con mis hermanas. Mi hermana Analía, más conocida como ladelmedio, llega y me cuenta que está enojada con X porque no me invitó (a mí) a la fiesta de 15 de su hija (la hija de X). La cosa es que hace como 4 años que no veo ni a X ni a su hija y le digo que no se preocupe, que a mi no me importa y que de hecho ni siquiera merezco ser invitada a esa fiesta porque ni pensé en la niña en cuestión el día de sus 15. Y ella sigue enroscada con cosas que no me importan: "Estoy re enojada porque tendría que haberlos invitado, no me importa que no te importe yo estoy enojada igual" dice, y acto seguido desarrolla una historia larguísima acerca de que X no se habla con el cuñado, que el marido de X se convirtió a una religión rara y que la hermanita de X es una "pendeja soberbia" (tiene 8 año la pequeña, o sea ¿hace falta decir algo así?). Le pido que la corte, que ya estuvo bien, que no me interesa nada de esa gente, que forman parte de un pasado remoto a estas alturas. ¡Ay! Vuelvo a casa abrumada de tanto palabrerío inútil, de tanto hacerse problema por cosas absolutamente fútiles. Guille opta por el silencio que yo no puedo tener y no abre la boca en toda la tarde. Me dan ganas de explicarles que a mi me gustaría estar callada como Guille, pero tengo que hablar porque si no se enojan. Por suerte mi hermana Andrea, lamayor, lee bastante y podemos hablar de algo.
Lunes y Martes en la escuela. La sala de profesores es una pesadilla. Se quejan por TODO (y ojo que yo soy quejosa, pero no a ese extremo). Particularmente el martes tuve que escuchar tantas estupideces acerca del censo (están en contra ¡en contra de un censo! bueh, en fin) que me fue muy difícil permanecer sentada en la silla. Intenté abrir la boca -no para defender el censo, sino para ver si alguien pone un ápice de razonamiento en todo lo que dicen!- pero me silenciaron enseguida. Ya saben que es duro pensar distinto donde todos piensan lo mismo, ¿eh? sobre todo si el tema de conversación ni siquiera te importa demasiado.
Y hoy tenía que ir al banco, pero no fui nada. Necesito curarme de tanto afuera. La falta de criterio de la gente que me rodea en mis tareas cotidianas fuera de casa me abruma. Ojo, yo no me creo especial ni nada, pero es que gastar tanta energía en pavadas me parece de una mediocridad absoluta. Por eso ahora me voy a tomar unos matecitos tirada al sol y hablando con Guille :)

Terminé La elegancia del erizo y fue una experiencia tan contraria a la mediocridad que hasta tuve un terrible duelo al cerrar el libro, como diciendo ¿y ahora qué hago de mi vida sin tanta belleza para leer? 
Me identifiqué mucho con su protagonista y me dolió terminarlo.

Ah, el curso de Holly Becker es muy lindo. Lo estoy disfrutando muchísimo ;-) No duden en hacerlo si les gusta todo lo relacionado al mundo de los blogs. 

14 comentarios

  1. Te entiendo y me siento reflejada en mucho. Yo la paso súper bien con mi familia pero desde que empecé una nueva con mi marido (hace tan solo un año y medio) hay ciertas cosas que me molestan mucho, hábitos que yo no tengo que antes no me parecían tan desagradables y ahora sí. No voy a ser especifica porque si no tengo que escribir una biblia, pero a lo que voy es que si bien me irritan, y te aseguro que son muy irritantes, me quedo con ver que tal vez algunas de esas características de mi familia que tanto detesto tal vez yo no las tenga gracias a la influencia de mi marido, así como muchas veces veo que Facu no tiene rasgos de su familia que solía tener. Me gusta pensar que en “nosotros” nace una nueva forma de hacer, pensar y sentir. Distinta y a nuestra manera.
    Te recontra tomé la palabra del tuto para hacer cuadernos Luisina ehhhh!!!

    Besos

    J

    ResponderEliminar
  2. Parece cuando hablo con mi suegra. Siempre se enoja por algo que a mí no me importa y dice: "Pero es que yo los defiendo!". De algo de lo que no queremos ser defendidos...está siempre enredada en esas cosas...
    A mí también a veces me gustaría ser como Guille para no tener que emitir opinión...jaja!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Luisi! qué decir, por algo te leemos no? como abruman las energías malgastadas! y cómo aburren! en fin, la diversidad que se dice, jaajjajaj besos grandes

    ResponderEliminar
  4. Hola Luisi! qué decir, por algo te leemos no? como abruman las energías malgastadas! y cómo aburren! en fin, la diversidad que se dice, jaajjajaj besos grandes

    ResponderEliminar
  5. Hola!!! Veo que también hiciste el Atelier de Jackie... yo lo estoy haciendo ahora...estoy contenta! aunque también haciendome el tiempo entre tanta cosa superflua.
    Beso

    ResponderEliminar
  6. Yo laburo en el centro de Capital y cada vez que hay una marcha (cosa que pasa casi todos los dìas) tengo que bancar los comentarios fasistas de mis cumpas de laburo.
    Otra que mala energia!
    Ommmmmmmmm

    ResponderEliminar
  7. toda esta energía malgastada en guerritas superfluas... uf! que pereza!!! inmejorable la táctica de la guille.
    me encanta leerte luisi, ánimo con la cotidianía delirante.

    ResponderEliminar
  8. Uuuyyy !!! cuanto te entiendo ... no sabes todas las veces al día que me pasa esto de tener que escuchar bla bla bla y tener que responder bla bla bla ... bueno, por ahora es mi día a día en la pizzería, pero muchas veces tengo tantas ganas de estar sola con migo... besos !!! me encanta leerte !!!

    ResponderEliminar
  9. Bueno, tu hermana espero que no te lea..:-)
    Yo es que soy cortante, lo siento, pero si la conversación no me interesa o me aburre la corto..

    ResponderEliminar
  10. ..me provocaste una risita de "Patan"....imaginatela, y yo me quedo con toda la extraordinaria belleza de esa foto........
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Hola! Hracias a todas!
    Quería aclarar que mi hermana no es una persona mediocre, ojo! Ha psado por muchas cosas y si bien a veces es medio "tarambana" yo creo que tiene mucho potencial ocullto...lo que es trivial o mediocre es todo aquello por lo que se preocupa. Y en el blog yo no digo nada que no le haya dicho ya en persona...claro! O sea, primero se lo dije a ella, después escribí esto en el blog, porque si al final me vengo a quejar acá y no se lo digo en la cara, estoy haciendo lo mismo que ella...
    A mi lo que me cansa sinceramente es la "fuga de energía"...pppffffff...qué aburrición!

    Besos a todas!!!

    ResponderEliminar
  12. donde hay una h por ahí arriba debioó decir GRACIAS...jaja!

    ResponderEliminar
  13. Luisina ! que simpatico post. A mi me pasa al reves. Vengo de una familia donde le tema son los otros. Creci así. yo creo que por eso me gusta la historia. Par mi era normal, sigues en ese circuito y no criticas , es asi . Con mi novio y ahora mi marido , aprendi que eso no esta bien , no es normal . Y ahora lo exijo en mi casa, el tema que los demas no lo entienden, no tienen mas tema.....
    Ahora veo TV , y es eso hablar de los demas y mal , como dice tu , es desgatante, gasta energia mala manera .
    Gracias por compartir.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.