QUOTE


Mis 6 favoritos

18 marzo 2010

yo y mis libros


Ale, de Cuatro en la cama (uno de mis blogs favoritos!), me pide que cuente seis cosas sobre mí. Pensé mucho y estoy en una etapa muy introspectiva, y aparte ya saben muchas cosas sobre mí! Así que lo adapté y como yo soy también "mis libros", decidí compartir con ustedes seis de mis fragmentos preferidos (en realidad son 7, porque uno no lo puedo separar). Esto es lo que elijo hoy...a algunos los elegiría siempre, a otros probablemente los cambiaría. Sin duda, me cambiaron la vida. Y les explico un poco por qué.

1) A los 16 años leí Rayuela, de Julio Cortázar y me marcó tanto que terminé estudiando Letras. Soñaba con vivir en Montmartre y caminar tras los pasos de Horacio y La Maga. Después de más de 6 años de espera, llegó la tan ansiada clase de Literatura Argentina II en donde abordaríamos el libro. Un fiasco, el profe no amaba a Rayuela tanto como yo. Desde ese día asumí que era un libro de juventud y lo confirmo cuando encuentro gente de mi edad que intentó leerlo y no le gustó (claro que habrá otros a los que sí, hablo de la gente que yo conozco). Una gran historia de amor. Cortázar era algo pretencioso y presumido. Tal vez sea eso lo que disguste. Mi libro está marcado por todos lados, algunas partes me las sé de memoria, mi fragmento preferido es -lejos- este:

"Por lo demás hay que ser imbécil, hay que ser poeta, hay que estar en la luna de Valencia para perder mas de cinco minutos con estas nostalgias perfectamente liquidables a corto plazo. Cada reunión de gerentes internacionales, de hombres-de-ciencia, cada nuevo satélite artificial, hormona o reactor atómico aplastan un poco mas estas falaces esperanzas. E1 reino será de material plástico, es un hecho. Y no que el mundo haya de convertirse en una pesadilla orwelliana o huxleyana; será mucho peor, sera un mundo delicioso, a la medida de sus habitantes, sin ningún mosquito, sin ningún analfabeto, con gallinas de enorme tamaño y probablemente dieciocho patas, exquisitas todas ellas, con cuartos de baño telecomandados, agua de distintos colores según el día de la semana, una delicada atención del servicio nacional de higiene, con televisión en cada cuarto, por ejemplo grandes paisajes tropicales pare los habitantes del Reijavik, vistas de igloos pare los de La Habana, compensaciones sutiles que conformaran sodas las rebeldías, etcétera.



Es decir un mundo satisfactorio para gentes razonables.



¿Y quedará en él alguien, uno solo, que no sea razonable?



En algún rincón, un vestigio del reino olvidado. En alguna muerte violenta, el castigo por haberse acordado del reino. En alguna risa, en alguna lágrima, la sobrevivencia del reino. En el fondo no parece que el hombre acabe por matar al hombre. Se le va a escapar, le va a agarrar el timón de la maquina electrónica, del cohete sideral, le va a hacer una zancadilla y después que le echen un galgo. Se puede matar todo menos la nostalgia del reino, la llevamos en el color de los ojos, en cada amor, en cada lágrima, en todo lo que profundamente atormenta y desata y engaña. Wishful thinking, quizá; pero esa es otra definición posible del bípedo implume".



Julio Cortázar, Rayuela, Colección Archivos, España, 1991.

2) Antes de terminar el secundario llegó hasta mí Las venas abiertas de América Latina de Eduardo Galeano. Y hasta el día de hoy pienso que debería ser una lectura obligatoria en todas las escuelas secundarias. La historia de América Latina sigue sangrando y merece ser contada. No somos países en vías de desarrollo, sino que nuestra pobreza es la máquina que sostiene el desarrollo del primer mundo. La única forma de salir  es dejar de ser serviles al imperialismo. Sí, este libro me hizo comunista. Ahora me suavicé un poco (como dice la canción de Sabina: "Ese que "al capitán Goma Dos" con spray pintaba en la pared/ sufre de exceso de colesterol si fluctúan los tipos de interés/ Y tiene un adoquín, en su despacho, del muro de Berlín")
Dice Galeano:

"No asistimos en estas tierras a la infancia salvaje del capitalismo, sino a su cruenta decrepitud. El subdesarrollo no es una etapa del desarrollo. Es su consecuencia. El subdesarrollo de América Latina proviene del desarrollo ajeno y continúa alimentándolo. Impotente por su función de servidumbre internacional, moribundo desde que nació, el sistema tiene pies de barro. Se postula a sí mismo como destino y quisiera confundirse con la eternidad. Toda memoria es subversiva, porque es diferente, y también todo proyecto de futuro. Se obliga al zombi a comer sin sal: la sal, peligrosa, podría despertarlo. El sistema encuentra su paradigma en la inmutable sociedad de las hormigas. Por eso se lleva mal con la historia de los hombres, por lo mucho que cambia. Y porque en la historia de los hombres cada acto de destrucción encuentra su respuesta, tarde o temprano, en un acto de creación."



Eduardo Galeano, "Siete años después" en Las venas abiertas de América Latina, Siglo Veintiuno Editores, Buenos Aires, 1989.

3) En primer año de la facultad leí "La Ilíada". Lo que empezó como una obligación aburridísima se terminó convirtiendo en una aventura fascinante (¿o yo me convertí en una aburrida?). Allí, en una de las primeras obras "escritas" por alguien, está toda la literatura y late occidente. Late la humanidad. Porque todos sus temas son actuales e inherentes a la condición humana.
Hacia el final del libro, Príamo (padre de Héctor y Alejandro) se dirige al campamento de los griegos a solicitar le sea devuelto el cuerpo de su hijo. Aquiles lo recibe y le dice esto:

"Toma asiento en esta silla; y auqnue los dos estamos afligidos, dejemos reposar en el alma las penas, pues el triste llanto para nada aprovecha. Los dioses condenaron a los míseros mortales a vivir en la tristeza, y solo ellos están descuitados. En los umbrales del palacio de Zeus hay dos toneles de dones que el dios reparte: en el uno están los azares y en el otro las suertes. Aquél a quien Zeus se los da mezclados, unas veces topa con la desdicha y otras con la buena ventura; pero el que tan solo recibe azares, vive con afrenta, una gran hambre le persigue sobre la divina tierra, y va de un lado a otro sin ser honrado ni por los dioses ni por los hombres. [...] Súfrelo resignado [a la pérdida de héctor] y no dejes que se apodere de tu corazón un pesar continuo, pues nada conseguirás afligiéndote por tu hijo, ni lograrás que se levante; y quizá tengas que padecer nuevas desgracias"

Homero, "La Ilíada", Editores Mexicanos Unidos, México, 1993.

4) Los que me conocen saben que admiro (mucho mucho mucho) a la dupla Sarte/Simone de Beauvoir. No por la pareja que supieron mantener con reglas propias, tampoco por el feminismo de Simone. No, los admiro por su escritura impecable, por la literatura que nos legaron y por esas vidas intensas (como deben ser las vidas de los existencialistas!). De Simone elijo los tres tomos de su autobiografía y me declaro una fanática absoluta de su prosa y de su vida. Fue el prototipo de mujer que tuvo que romper con todo para cambiar algunas cosas, para que yo hoy pueda ponerme pantalones o salir sola a la calle. Eligió con responsabilidad y consecuencia. Y fue, además, una escritora increíble. Hace tiempo publiqué un texto que todos deberían leer, es el epílogo a su autobiografía y pueden leerlo completo acá. El último párrafo dice:

"Sin embargo detesto aniquilarme tanto como antes. Pienso con melancolía en todos los libros leídos; en los lugares visitados, en el saber que he acumulado y que no será más. Toda la música, toda la pintura, toda la cultura, tantos lugares: súbitamente ya nada. No es miel, nadie se lamentará con ella. Por lo menos, si me leen, el lector pensará ¡ella había visto cosas! Pero este conjunto, mi propia experiencia con su orden y sus azares—la Ópera de Pekín, la plaza de toros de Huelva, el candomblé de Bahía, las dunas de El Oued, la avenida Wabansia, las auroras de la Provenza, Tirinto, Fidel Castro hablando ante quinientos mil cubanos, un cielo de azufre por encima de un mar de nubes, el haya purpúrea, las noches blancas de Leningrado, las campanas de la liberación, una luna anaranjada sobre el Pireo, un sol rojo ascendiendo sobre el desierto, Torcello, Roma, todas esas cosas de las que he hablado, otras de las que no he dicho nada—en ninguna parte resucitará. Si por lo menos hubiera enriquecido la tierra; si hubiera engendrado... ¿qué? ¿una colina? ¿una espiga? Pero no. Nada tendrá lugar. Vuelvo a ver el seto de avellanos que el viento balanceaba y las promesas con que enloquecía mi corazón cuando contemplaba esa mina de oro a mis pies, toda una vida por delante. Las he cumplido. Sin embargo, al volver una mirada incrédula a esa crédula adolescente, mido con estupor hasta qué punto he sido estafada".



Beauvoir, Simone (de): La fuerza de las cosas, Losada, Buenos Aires, 1963.

¿Y Sartre? Su mítica frase:
"El infierno son los otros".
Jean Paul Sartre, A puerta cerrada, Losada, Buenos Aires, 2000.

El infierno es, en realidad, la mirada de los otros.

5) Borges, siempre Borges. Muchas veces he escuchado juicios de valor negativos con respecto a Borges. Por ejemplo, alguien que crucé alguna vez en un cumpleaños de una amiga, sostenía que leíamos a Borges por "snobs". Sí es cierto que forma parte del canon literario universitario. Yo aprendí a quererlo allí. También he escuchado que su lectura es "compleja" o "difícil". No estoy de acuerdo. Con ninguna de las dos cosas. Claro que hay textos de Borges más complejos que otros. Hay textos que le vienen muy bien a la crítica post-estructuralista para desmenuzarlos y concluir esto o aquello. Pero hay otros escritos que son simples y accesibles a cualquier lector. Yo creo que es el más grande de la lengua castellana. Definitivamente. Por su prosa espectacular y por su infinito trabajo con esa materia maleable que es la ficción. Y justamente Ficciones es mi libro preferido.

"Ciego a las culpas, el destino puede ser despiadado con las mínimas distracciones"

Jorge Luis Borges, El Sur en Ficciones, EMECE, Buenos Aires, 1996.

6) Camus y su famosa alegoría a la ocupación nazi en Francia: La peste. Lo leí hace un par de años, al principio me aburrió muchísimo. Pero lo retomé con paciencia y hacia la mitad fue toda una revelación (especialmente luego de haber leído toda la etapa de la ocupación nazi en la autobiografía de otros existencialistas). El final es estremecedor. Porque los fantasmas autoritarios nos rondan. Y no hablo de los que fabrica la tele, sino de los de verdad. NUNCA MÁS.

Dice Camus:

"Pero sabía que, sin embargo, esta crónica no puede ser el relato de la victoria definitiva. No puede ser más que el testimonio de lo que fue necesario hacer y que sin duda deberían seguir haciendo contra el terror y su arma infatigable, a pesar de sus desgarramientos personales, todos los hombres que, no pudiendo ser santos, se niegan a admitir las plagas y se esfuerzan, no obstante, en ser médicos.



Oyendo los gritos de alegría que subían de la ciudad, Rieux tenía presente que esta alegría está siempre amenazada. Pues él sabía que esta muchedumbre dichosa ignoraba lo que se puede leer en los libros, que el bacilo de la peste no muere ni desaparece jamás, que puede permanecer durante decenios dormido en los muebles, en la ropa, que espera pacientemente en las alcobas, en las bodegas, en las maletas, los pañuelos y los papeles, y que puede llegar un día en que la peste, para desgracia y enseñanza de los hombres, despierte a sus ratas y las mande a morir en una ciudad dichosa".

Albert Camus, La peste, Colección Millenium, España, 1999.

Se me hizo largo, no importa. Me gustan los post largos (los míos y los ajenos). La idea es contar seis cosas sobre uno. Yo elegí hacerlo así. Se puede hacer como uno quiera. ¿Quién se engancha y cuenta seis cosas sobre su persona? Vamos, levantando la mano. No se apuren, hay lugar para todos! ;-)

Especialmente, me gustaría escuchar a Nadia que hace poco estrenó blog. Y también quiero escuchar a Pao, a ver si recupera su blog que me gustaba tanto (la loca anti-leche de vaca! jaja). Y a Lau N, la suricata mendocina. Sé que ambas tienen mucho para decir ;-)

15 comentarios

  1. ahora vas a tener que linkear acá!!!! :-P (en construcción!)
    prometo mis 6.
    beso!

    ResponderEliminar
  2. Insisto: vos de lela no tenés nada.
    Hermoso trabajo (y placer!).
    Te transcribiría una frase (ficcional) de Vian que habla de Sartre (Jean Sol Partre, en el libro) muy divertida (de mis favoritas), pero presté el libro... hace ya 5 años. Yo sí que soy medio lela.
    Ciber abrazo. Muy bonito esto.

    ResponderEliminar
  3. Comparto con vos el placer por las letras. Yo desvié el camino y estudié otra cosa, pero hice el primer año de esa carrera y, como vos, me enamoré de algunos textos. La Iliada y la Odisea fueron algunos. Tanto que impulsé a mis amigas a leerlos provocadas por el entusiasmo con el que yo andaba.

    Textos hermosos, puros y que te hacen perder la noción del tiempo. Post largo? ni me di cuenta.

    Muy bueno y gracias!

    Lourdes.

    ResponderEliminar
  4. Qué interesante, Luisina! Sos una mujer muy interesante y culta :) Yo no. Bah, en el secundario leí a Julio Cortázar y a Borges, pero no recuerdo casi nada. Me gustaban casi todas las materias, pero después cuando me incliné por los números, me embrutecí, jajaja! Qué sé yo, tenía (porque hace rato no leo nada...estoy al lado del camino, durmiendo a mi gordita cada noche entre mis brazos...como dice acá al costadito) que leer tantas normas y resoluciones de la AFIP, tanto libro de Finanzas que en mi tiempo libre sólo leía cosas más superficiales. Admiro mucho a la gente que leyó tanto. De Historia tampoco me acuerdo mucho, no sé si serán buenos o no, pero me compré el primer libro de Felipe Pigna para empezar a leer, ahora tomo nota del que nombrás. Y por Simone de Beauvoir siempre sentí un poco de curiosidad. Es tan enriquecedor leer, siempre te abre un poco la mente, te hace replantearte ciertos pensamientos. En fin, a lo mejor me sumo a "las seis cosas sobre mi persona". Muy lindo post. Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. "Ciego a las culpas, el destino puede ser despiadado con las mínimas distracciones"

    Me voy a quedar con esta ;)

    Què post tan disfrutable!!!! Muchas gracias Luisina...seguramente le voy a dar màs de una leìda.

    =)

    ResponderEliminar
  6. me encanta esa biblioteca de fondo!!!!!!!!!!!
    es tu casa?

    sos admirable... se te lee sabia, culta, sos una genia Lui!

    ResponderEliminar
  7. A mi tambien se me hace agua la boca con esa "bibliotequita". De chiquita y adolescente leia muchisimo, muchisimo, devoraba los libros, no mejor dicho los saboreaba eran mi perdicion cualquier cosa con letras que caia en mis manos avidamente los disfrutaba.
    De mas grande leia mas literatura juvenil y me encanta. Ahora ya no leo y eso se nota bastante en mi redaccion y sobre todo mi horrorosa ortografia. Me encantó tu post muy claro y descriptivo. Como dijeron las chicas mas arriba: sos una persona sabia y muy culta, es un placer leerte. Lunita

    ResponderEliminar
  8. Hola Chicas! Estuve enferma, así que perdón por la demora en contestar...
    Antes que nada...culta sí (menos de lo que me gustaría), sabía no! ojalá!!!

    Para las que preguntaron, sí, es mi casa...y esa es nuestra bilioteca. Muchos de los libros son de David (que también estudió Letras), yo estudié con fotocopias en gran parte porque a mis viejos no les daba para comprar tantos libros :( pero bueno, al menos pude estudiar!!!Así que digamos que el 70% son de David y el 30% míos...aunque ahora son todos nuestros!!! :))

    Yo también leo trivialidades!! Me encanta el horóscopo chino de Ludovica!! Y algunas novelas juveniles o Sidney Sheldon!! Yo creo que hay que leer lo que uno tenga ganas...o no leer si no se tienen ganas!

    Bueno gente, nos leemos...estoy recuperándome aún!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  9. Que bellísimo Post. Escribes bellísimo. Me encantó recordar la emoción con que solía leer de adolescente. Y Cortazar, guao, me marcó. Amaba los libros y quería estudiar Letras pero terminé yendome por otros caminos. Que hermosos son los libros y que grata compañía. Sigo leyendo pero menos que antes, pues las urgencias domesticas lo hacen difícil! :)
    Yo solía tener tendecias comunistas y me sabía todas las canciones de Silvio, pero cuando llegó Chavez al poder y empecé a ver cómo destrozaba a mí país, diciéndose de tendecia socialista-comunista, la profunda tristeza que siento por eso me hizo ver que el avance o retroceso de nuestros hermosos países sólo es responsabilidad de nuestros gobiernos, quienes han permitido que países poderosos nos desangren. Venezuela, país rico en petroleo, sigue sumido en la miseria! Es muy triste! Bueno, sólo un comentario de una ex-izquierdista! Y porque quiero difundir el engaño de Chavez. :)
    Un gradisimo saludo y me encanta tu blog! Es bellísimo!

    ResponderEliminar
  10. Hola Alejandra! Gracias por tu comentario...sin embargo quiero hacerte notar que yo hablo de "política" y no de "políticos" en mi blog ;-)
    Soy socialista...y lo seguiré siendo aunque muchos socialistas me defrauden.
    Gracias por participar :) Besos!
    L

    ResponderEliminar
  11. Qué linda recopilación Luisi!!!
    Una vez leí que todos somos un poco de aquellos textos que nos representan, que podemos pensarnos como un montón de textos, de los dichos y los escritos, texto en imágenes y en palabras. Comparto algunos, a otros me acercaré ahora, por qué no!!!
    Y antes de decir chau, no quiero dejar pasar una idea, que me dispararon los comentarios anteriores (tampoco quiero utilizar este espacio para decir mis propias cosas, solo pensar con vos y aquellos que escriben)
    Creo que todos aquellos que creemos que este mundo tiene que ser para TODOS, tenemos que buscar la forma de construir con otros, nunca quedarnos solos y menos criticando a los demás. Uno nunca deja de querer un mundo justo y para todos, sino será qué en verdad lo queríamos? Somos lo que hacemos, palabras y actos van de la mano, y tener un sentir colectivo es lo politico del camino.
    Saludos
    Romi
    Una idea, saludos
    Romi

    ResponderEliminar
  12. Luisi, bellísimo post. Comparto con vos el amor por la lectura, la fascinación por las personalidades fascinantes (valga la redundancia) y el descuelgue con algunas cuestiones de la vida cotidiana, tal como leí en el post de la remerita azul del jardín.
    Un abrazo a la distancia..aunque Rosario siempre estuvo cerca, je.

    Ceci

    ResponderEliminar
  13. Y gracias por tu respuesta Luisina!
    Y como dice Anónimo, este mundo debería ser para todos. Ojalá en Latinoamérica algún día lo logremos y ese impulso se extienda a Asia y Africa, donde también lo necesitan. Un saludo!

    ResponderEliminar
  14. Y gracias por tu respuesta Luisina!
    Y como dice Anónimo, este mundo debería ser para todos. Ojalá en Latinoamérica algún día lo logremos y ese impulso se extienda a Asia y Africa, donde también lo necesitan. Un saludo!

    ResponderEliminar
  15. Luisina; memorable post! te pasaste mujer, lo imprimo y lo comparto con los mios, que tanta falta hace reflexionar buenos libros e?.
    Esto de vivir sin TV, surge la inquietud de leer, leer , gracias por comparit tu mirada de 6 cosas sobre ti.
    Un abrazo desde mi cordillera de los andes.
    Greisi

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.