QUOTE


De traste

26 agosto 2011

De nuevo (340/365)
De nuevo frente al espejo (340/365)

"Creo que de alguna forma, los pvdc nos enfrentan a lo que necesitemos y así nos ayudan a sanar... en mi caso, Y también estuvo posterior y complicado como X (su primer hijo, nacido por cesárea) y bajó!" Eso me dijo Mara hace unos días, ya me lo había dicho en una cadena por mensaje privado en FB, hace apenas un par de semanas atrás. Cuando la leí por primera vez pensé "no, yo no puedo tener tanta mala suerte".
Veníamos muy bien, demasiado bien diría. Hasta la fatídica ecografía del 17 de agosto, hace dos semanas. Les cuento que yo andaba por la vida "sintiendo" la cabeza del bebé en mi pelvis. O sea, no tenía ningún miedo a que mi bebé no estuviera "bien colocado" o digamos "colocado de la mejor forma para facilitar el nacimiento". Bueno, todo mal: mi hijo está de nalgas, sentado, de culo, como quieran decirle. Y como si eso fuera poco, el índice de líquido amniótico es menor del normal (ya me pasó también con Guille). Y mis dos equipos obstétricos sólo me habilitan el PVDC si el bebé está en cefálica, es decir, de cabeza.
Claro que en el momento me derrumbé. Aguanté lo más que pude frente al ecografista, pero en la puerta del Sanatorio ya estaba llorando. Con los días me fui tranquilizando y del shock inicial pasé a la acción. Primero, verbalizar mi enojo contra esto y después buscar soluciones posibles. Y en el medio de todo eso, intentar destrabar lo emocional.
Sí, creo que este proceso me está enfrentando a los mismos desafíos que el nacimiento de mi hija, la cuestión es si esta vez podré atravesarlos o no. Por otro lado está el tema puramente fisiológico, ya que mis obstetras coinciden en que no sólo juega lo emocional (aunque es muy importante, claro), sino también la forma del útero y las características que tenga como para posibilitar el giro del bebé. Digamos que a veces, el envase viene distinto a los envases de los demás y en ese caso, hay poco para hacer :S
Y ahí se abren los interrogantes ¿por qué mis bebés no se dan vuelta cuando corresponde?¿es mi cabeza?¿es mi útero?¿es una historia que me condiciona? Es difícil darle a esas preguntas una respuesta única y definitiva, puede ser eso o puede ser cualquier otra causa desconocida.
Esa, lectores, es la parte "que me toca" en esta vida. Requiere un trabajo emocional y físico que llevo adelante con toda mi energía, haciendo TODO lo posible (hasta lo más loco! jeje) para que mi bebé se dé vuelta y podamos aunque sea llegar a intentar el PVDC.  A la vez, es muy frustrante para nosotros que Felipe decida nacer como él quiere y no como nosotros se lo preparamos. Tal vez, Feli está esperando que su mamá acepte que no tiene control sobre todo, más bien sobre nada. ¿Girará entonces? Tal vez no, pero al menos llegará a este mundo dándome una gran lección. ¿Podré aprenderla? A veces me canso y siento que no quiero aprender más nada de mis hijos (jijiji), o capaz podrían ser un poquito más pedagógicos, ¿no? Habla su mamá traumada y controladora. (Acá es cuando me enojo y lloro, pienso en todas las mujeres que tienen colocados a sus bebés para nacer y sin embargo eligen una cesárea, me sublevo, puteo y después intento despejar tanta boludez y volver a centrarme en mí y en mi bebé, que somos los que importamos en esta casa. Esta es la tarea que nos toca a nosotros, los demás tienen que hacer su vida como elijan y yo no tengo por qué meterme, ni siquiera por qué acordarme de los demás porque pierdo las perspectiva).
Aprender a soltar el control, ahhh, qué difícil!
A la vez digo "intentar TODO para ver si se da vuelta" (en breve les cuento), pero acaso eso ¿no será querer controlar más de lo que realmente podemos? Al menos habría que empezar aceptando que no tengo respuestas para esa pregunta, o que la respuesta me derrota de antemano. 
Lamentable o afortunadamente, soy terca como mula y voy a seguir haciendo todo lo que pueda mientras haya chances de que se gire. Y cuando ya no haya más chances, me prepararé para darle a este hijo la bienvenida que mi familia pueda darle. Ojalá sea mi sueño. Y si no, será lo que tenga que ser :), pero siempre celebrando la vida.

(GRACIAS a todos los que me han contenido en estos días, cada palabra de aliento fue valiosa para mi: Marcia, Ceci, Ana, Lucía, Mara, Josefina, Gisela, LaCris, mis compañeros del taller de parto y tantos otros! Gracias de verdad, es muy importante para mi contar con esa red)

En breve:  las diez cosas más locas que hacen una mujer y su entorno para que el bebé gire :D

15 comentarios

  1. linda, fuerza !!!
    dale, conta que hay que hacer para que se gire besos

    ResponderEliminar
  2. No estoy muy profunda, solo quiero dejarte mi apoyo y buena onda (si es que eso existe, jaja)

    ResponderEliminar
  3. Siempre te leí tan "ilusionada" con el pvdc, así que sólo puedo mandarte buenas energías!!
    Mi hija se sentó en mi semana 32 y el obstetra la dio vuelta, lo cual en ese momento me causó mucha angustia y no sé por qué (porque en realidad en vez de mandarme directo a una cesárea y poner fecha, el tipo quería que tuviera parto normal), pero no siempre se puede...

    Besos y fuerzas!!

    ResponderEliminar
  4. HOla Luisi! Es cierto que Felipe vendra como el quiera... mientras queremos saber que cositas locas hay para que se de vuelta, jeje.
    Me acorde enseguida de un video de Naoli Vinaver y sus manteos en el vientre con un aguayo (la mama en cuatro patas) para que el niño rote.
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  5. Luisina me siento muy identificada con tu relato. Y te deseo lo mejor para vos y para Felipe. Creo que ahora tenés mas herramientas para poder transitar este momento, más info, más entereza y eso hace que lo que suceda sea vivido con conciencia.

    Lo mejor, de lo mejor para los dos!!! Buena vibra...

    ResponderEliminar
  6. Lu, cuando me lo contaste lo primero que pense fue "que loco no?, lo mismo que con Guille, no habrá algo físico que hace que tus bebés se sienten?" y ahora lo planteas como posible, no se si esa posibilidad te sirva para algo, quizás para entender el porque?
    En cuanto a que hacer para ayudarlo a girar lo único que conozco es andar en 4 patas muuuuucho tiempo al día, conta que otras cosas estas haciendo?
    Que onda las maniobras para girarlo? son seguras? recomendables?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Sera lo que deba ser...no? Yo tambien tengo un problemita con entender que no puedo controlar todo...creo que todavia no lo entiendo. Pero tambien es porque necesito saber que hice todo lo posible, siempre, que de mi parte di el 100%

    ResponderEliminar
  8. Luisina,

    es una gran desilucion cuando las cosas no salen como planeamos o como queremos que salgan...realmente uno se pone muy triste...
    Pero, animo!!todavia queda tiempo. Y si llegara a resultar otra cosa...bueno, hiciste todo lo que estuvo a tu alcance para que las cosas salgan lo mejor posible. Eso es lo que cuenta!!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  9. Luisi, toda la energía para que Felipe se de vuelta.

    Me acuerdo un comentario mio que respondiste sobre que no importaba si era otra cesárea, lo importante sería que tu hijo y vos sean los protagonistas y que existiera el respeto(como hace 10000000 de años).
    Y sobre cosas locas, yo escuché a una chica que la hacían gatear... te juro. Creo que recuerdo cuando yo creo que Victoria se dio vuelta porque estaba haciendo la cama y agaché, asi que puede ser lo del gateo....
    Mucha suerte

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todos por los comentarios y mails que recibí después de este post, fue bastante liberador escribirlo :)
    Aún nada está dicho, claro...seguiremos adelante intentando todo lo posible. Ya les comentaré en otro post mi experiencia con los trucos para que el baby gire. Gatear es el más clásico la versión externa es lo más científico, digamos. Estamos probando TODO, y cuando digo TODO es TODO jajajaja...después de una intensísima investigación que incluyó los videos de Vinaver, la página Spinning Babies y mucha investigación sobre por qué un bb está en podálica...podemos decir que soy casi una eminencia en el tema :D
    Estoy de 34 semanas, quedan al menos 2 semanas para que se de vuelta sin ayuda (aunque lo estoy ayudando) y hasta el final para que se acomode o lo acomodemos. No pierdo mis esperanzas :)
    Con respecto a la posibilidad de la cesárea, ya les contaré más adelante, ahora tengo que enfocarme en esto con toda mi energía ;-)

    Besos y gracias de nuevo :))

    ResponderEliminar
  11. Deja que la madre naturaleza haga su trabajo, ella sabe lo que es mejor para ti y el bebé..así que a esperar..si es con cesárea, así no más tenía que ser!! Lo más importante y nunca pierdas el foco de eso, es que tú y tu bebé estén bien!!! mucha suerte.

    ResponderEliminar
  12. Hola Luisi! Ya sabés algo para hacer para que el bebe se de vuelta? Bueno, hace un tiempo Josefina de criandoconamor estaba en las mismas con su ultima bebita y una lectora le recomendó gatear, le dijo que su médica le pidió que gateara y eso ayudaba a que el bebe se de vuelta y en el caso de dicha lectora resultó. Ni idea, por ahí si lo consultás con tus médicos te den el visto bueno, no?

    Mucha suerte!!!

    ResponderEliminar
  13. jajaja, ves Laura también te dice te veo gateando 24hs al día Lusi, a ningun lector de esta página le cabe alguna duda de que ya sos una eminencia en el tema!!!
    Si alguno pensó que te ibas a quedar sentadita esperando la fecha de la cesarea es que no conoce a Luisina Serinelli!!!

    ResponderEliminar
  14. Y yo que vengo tan tarde a leer esto!
    ya te lo dije todo por otro lado :P
    te quiero y a ese bebe vueltero tb, jjajajaaj

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.