QUOTE


Las primeras cosas de las que "fui testigo" (o "La historia y mi familia II")

31 octubre 2010

Arranqué y fue como un grifo que se abre, no puedo parar. Y lo mejor,  siento que es urgente decir todo lo que tengo ganas de decir. Hacía muchos años que no tenía esta sensación de urgencia. Sepan disculpar, lean cuando puedan/quieran. Perdonen la catarata de posts.

Para leer el texto anterior de la serie, click acá.

El primer recuerdo vinculado a la política/historia argentina que tengo es el berrinche que armó mi papá porque mi abuelo me llevó a un acto peronista. En realidad no fue "tan" así (jeje). A mediados de los '80 inauguraron el Hospital Municipal de San Lorenzo y mi abuelo me preguntó si quería ir con él. Habré tenido 6 o 7 años. Me recuerdo subida a sus hombros y patente las banderas del PJ y toda la parafernalia que rodea a un típico acto político.
Cuando volvimos mi papá estaba indignadísimo. A mediados de los '80 la gente aún tenía miedo de las manifestaciones políticas y mi papá, que era el típico que se la pasaba diciendo "algo habrán hecho", se puso como loco. Me acuerdo patente de que le dijo algo así como que había arriesgado la vida de su nieta (??). Les juro que no era para tanto, no era la Plaza de Mayo, ¡era San Lorenzo!
Después me acuerdo de los saqueos del '89. Yo había ido a mis clases del taller de arte. Iba sola, en bici. Y me acuerdo de mi abuelo espiando por la ventana y diciéndole a la profe que le abriera la puerta, que era urgente y que me tenía que ir con él (mi abuelo era el encargado de traernos y llevarnos a todos lados). Me llevó caminando a los pedos y en el apuro nos olvidamos mi bici. Mi mamá estaba esperándonos en la puerta super angustiada. Los supermercados tenían las fachadas cubiertas con papel de diario. En la tele estuvimos como dos días mirando lo mismo. Yo era chica aún y tengo los recuerdos esos todos mezclados. Es como una gran ensalada de carapintadas, la tablada, los saqueos, Alfonsín diciendo "la casa está en orden". Claro que a través de las lecturas he podido ordenar cada cosa en su lugar. Pero los recuerdos verdaderos están como mezclados de forma compacta en eso que fue el primer período democrático.
Mi papá se fundió con la hiperfinflación del '89. Teníamos un almacén. Tuvo que cerrar todo y volver a trabajar como albañil.
Como ya dije más arriba, iba a un taller de arte. Mi mamá hacía un esfuerzo enorme para pagarlo. La profe era una genia y el espacio se había llenado de la gente bien de San Lorenzo. Y la gente bien en la campaña del '89 iba a votarle a Angeloz. Ahora me acuerdo -escribiendo esto- y sonrío. Éramos nenas de entre 8 y 12 años y me acuerdo de las discusiones de "a quién van a votar tus papás". Yo era muy tímida y callada, acaso por saberme económicamente inferior a esas nenas. Rubia y de ojos celestes, entonaba bastante bien en las clases medio-altas, pero mi ropa humilde usada por dos hermanas y una prima, me delataba. Yo callaba. Y escuchaba hablar de lo "lindo" que era Angeloz (por dios el concepto de lindo que tenían esas nena jaja! lindo es ricky martin, no angeloz!) en contraste con lo "desprolijo" del patilludo. Mis viejos votaron a Me*nem, obvio. No porque les gustara, no porque fueran peronistas sino para sacar "al otro" -como ya les dije, dignos representantes de la mediocridad argentina-, para volar a Alfonsín.
Mis abuelos en cambio, votaron a M*enem con convicción política. Mi abuela discapacitada se hizo llevar exclusivamente a votar a su caudillo, el representante de Perón sobre la tierra. Qué estafa. Murió 14 años después, pero fue la última vez que creyó y la última vez que votó.
Los '90 empezaron y yo vivía mi adolescencia. Recuerdo los programas políticos, algunos periodistas pidiendo perdón por haber apoyado a los militares (ejem, en Francia a eso le llamaron colaboracionismo y fueron juzgados), aparecía Lanata en la tele, y Tato Bores brillaba, las privatizaciones, mi abuelo que en el mundial del '90 salía a festejar los primeros partidos con la bandera de la JP que había comprado para la campaña presidencial -después ya compraría la fatídica bandera, jaja-, la muerte del ministro de economía y la llegada de Cavallo (después del paso de otros ministros) con la convertibilidad. Me acuerdo de unos tíos lejanos que cuando ganó M*nem se tomaron un lexotanil porque según ellos era el fin, el comunismo (?) y que casi inmediatamente después de que asumiera ya tenían más plata que antes :S Las privatizaciones de todas las empresas nacionales, la llegada del teléfono a mi casa (en los '80 conseguir un teléfono en Argentina era como comprar un auto), el Pacto de Olivos, la renuncia de Usandizaga a la intendencia de Rosario y la llegada del socialismo a la administración de la ciudad, la muerte de mi abuelo que no llegó a ver cómo ese hombre al que había votado con fe, se transformaba en uno de los hacedores directos de lo que terminó en la crisis del 2001.
Pero entre tener teléfono y tener trabajo ¿qué elegirías? Casi al mismo tiempo que las empresas nacionales eran privatizadas, las industrias del afamado cordón industrial cerraban, Cerámica cerró (mi mamá decía "dejó el culerío"), YPF despedía gente todos los días, Verbano, Sulfacid, cerraban o reducían drásticamente el personal. Con las indemnizaciones la gente se compraba un taxi o se ponía un quiosquito.
Qué miseria fue eso. Se me estruja el corazón al recordar a mi papá, 10 meses sin laburo, sosteniendo una familia de 5 con la plata que había ahorrado para comprarse un auto. Y él pensaba que era "mala suerte" personal, pobre. Tenía un envase de esos de gasa, cilíndricos, escondido en un valijero de la casa. De vez en cuando lo veía ir a buscar la escalera y subir a buscar el frasquito en donde guardaba esa plata ahorrada en tantos años. No hubo auto, obvio. Solo frustración y desencanto. Creo que ahí se dejó caer. Lo que más me entristece es pensar que él estaba convencido de que era su culpa.
¿Dónde mierda estábamos?¿Por qué no salimos a quejarnos? Mientras mi viejo de clase media, habitante de una casa, con tres hijas escolarizadas se cagaba de hambre por no tener trabajo, millones nacían en villas de emergencia (¿o cuándo piensan que nació la tan mentada inseguridad de hoy?), la deuda externa crecía, el índice de desempleo subía y miles morían de hambre (literalmente). ¿Cómo nos dejamos hacer eso?¿Cómo carajo pasó? Me resulta incomprensible. Creo que ha sido un largo aprendizaje el de salir a quejarnos, movilizarnos todos juntos. Pienso en esa sociedad tan adormecida que éramos en los '90 y me parece incomprensible.
Volviendo a mi familia, ¿cómo hacés si te quedás 10 meses sin trabajo? No puedo ni pensarlo.
Después, de a poco, empezó a haber algo de laburo. Sobrevivimos, pero que las pasamos todas, las pasamos todas, eso sí.

ahhggg...cuánto recuerdos removidos

continuará, claro...

6 comentarios

  1. Qué buen resumen que hiciste, por momentos me vi reflejada. Nosotros tuvimos otras épocas difíciles, en el 81 mi papá se quedó sin trabajo y recuerdo cómo buscaba en los avisos de Clarín y se quejaba de que sólo se publicaban dos hojas de clasificados!!!

    ResponderEliminar
  2. Luisi, super interesante. La historia de Argentina sola la se por lo que se leyó en los diarios en esa epoca o por los libros de historia. Que diferente es conocer hecho desde otro punto de vista.

    Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  3. En mi casa tambien habia un almacen que se fundio en la misma epoca. :(
    Mi papa, que habia sido gremialista ferroviario en los 60-70, hablaba maravillas de Peron (y de la vez que le estrecho la mano) y de todo lo que habian obtenido como gremios y sindicatos. Cuando se postulo Menem, nos conto que Peron lo llamaba "mi delfin". Confiadamente lo voto y creo que fue una de las mas grandes decepciones de su vida.
    Decia que a "ninguno de esos" se los puede llamar "peronistas".
    Beso!

    ResponderEliminar
  4. No puedo dejar de leerte porque también he podido ordenar mis recuerdos, y tengo los mismos, los saqueos, los supermercados con paredes de ladrillos en las ventanas, gente corriendo con changos, mis viejos reclamando que vuelvan los militares, (crecí escuchando que con los militares estábamos mejor, que si vos eras correcto te portabas bien ellos jamás se metían con vos, que los que murieron lo merecían.. TRISTÍSIMO, ME AVERGUENZO)
    Y lo más curioso es que me vino a la mente una vez que mi abuelo me llevó a una sede peronista que inauguraba y había comida y fista, y mi viejo se enojó tanto, gritaba y hasta parecía que le salía espuma por la boca. Antiperonista a muerte, sólo por llevarle la contra a mis abuelos, hiperperonistas.

    Enmedio de la tristeza por los recuerdos me maté de risa porque no nombrás al innombrable jajaja te pasaste!
    Bueno, como dijo una amiga en común en FB ahora soy K, y qué?


    Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por pasar, comentar y compartir. Perdonen que no me tome el tiempo para contestar cada uno de sus mensajes, es que estoy con poquísimo tiempo y lo aprovecho para escribir ;-)

    Besos y gracias de nuevo!

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.