QUOTE


Crecer con la visión de la política como "basura"

03 noviembre 2010

Aclaración importante: sólo estoy haciendo una especie de remebranzas de mi relación y la de mi familia con la historia y la política argentina. Bajo ningún punto de vista esto es un análisis o una verdad de nada. Son sólo nuestras circunstancias particulares. Historizar a nivel a micro. Seguramente estos recuerdos coincidirán con los de algunos lectores y serán diferentes a los de otros.
Me dieron ganas de escribir sobre esto porque tenía muchas cosas sepultadas en el cuasi olvido, los acontecimientos de la semana pasada me trajeron recuerdos, sensaciones, palabras escuchadas, situaciones determinadas y quise escribirlas para mi hija. Y para quien quiera compartir sus recuerdos con los míos ;-) Hay algunas situaciones que han ido quedando afuera porque merecen entradas individuales, como por ejemplo la primera vez que escuché hablar de los nietos desaparecidos y restituídos. Pero vayamos de a poco, que soy memoriosa :P

(conozco a alguien a quien le irritan todas estas prevenciones, no puedo evitarlo, así que...permiso)

IMG_8728


IMG_8731

Estas son dos de las páginas de mi diario íntimo (jaja!)(al menos no tengo errores de ortografía, che!). tenía 16 años en el '95, ya había leído Las venas abiertas de América Latina y sabía que no me gustaban los gobiernos con políticas liberales. Es decir, ya sabía que jamás sería republicana (para que entiendan los extranjeros). O sea que, al margen de los problemas económicos familiares, no me gustaba el gobierno de M*nem desde el punto de vista ideológico. Me asumía de izquierda, aunque no tenía mucha idea de qué significaba eso. En la escuela preguntaba y tuve la suerte de que respondieron siempre todas mis preguntas.
Pero, arrastrada por la mediocridad política de mis viejos, entendía que "había que sacar a Méndez". No votaba, pero ya era tan hinchapelotas como ahora y cargoseaba a mis amigas todo el santo día con que le dijeran a los padres que había que votarle a Bordón (!!!!)(me miro en retrospectiva y no entiendo cómo tenía amigas, supongo que yo hablaba y ponían el piloto automático!! jaja) Esa fue la primera elección presidencial de la que tengo memoria. Y fue una profunda desilusión ver que la mayoría de la gente pensaba distinto. Tal vez los únicos que estábamos mal éramos nosotros. No sé, la verdad. Igual ¿hubiera cambiado algo si ganaba Bordón? Lo dudo muchísimo.
Así crecí. Escuchando que todos los políticos eran corruptos, que no había nada en qué creer, que la culpa de todo la tenía Perón (??), que tenían que volver los militares, que toda la política era basura. La gente decía eso, los medios decían eso. Ah, otra cosa que todos decían era "el problema de la Argentina es la redistribución de la riqueza". Lo decía Lilita Carrió y Zamora, lo decía Pino Solanas y también lo decía Alfonsín. Todos decían eso. La gente en la calle, mi viejo, mi profesora de contabilidad. Lo escuché tantas veces y lo recordaría tanto unos años después.
Porque yo interpreto esa frase así: los que más ganan son los que más impuestos deben pagar para poder redistribuir esa riqueza ¿o no? Bueno, yo la verdad siempre entendía eso cuando hablaban de la bendita redistribución de la riqueza. Retomo el tema en un par de entradas.
Empecé mi carrera universitaria en el '97.  Nunca milité. Hubo una razón básica: mis viejos bancaban mis estudios (la universidad pública en Argentina es gratuita, pero yo tenía que viajar todos los días y comprar los libros y apuntes) y debía recibirme lo antes posible. Pero tampoco me atraía. Los consideraba infantiles y pretenciosos. Tengo muchas anéctodas que aún hoy me hacen sonreír (nos hacen porque David también estudió Letras), me acuerdo de las asambleas en el patio de la facultad, las consignas eran "que se vaya Méndez", "que se vaya tal otro" y así. Una vez estaba esperando que empezara una clase en el patio de la facu. Había una asamblea. El que la llevaba adelante propuso varias mociones para votar hasta que llegaron a un punto que para ellos era clave y el tipo soltó: "el que esté en contra de pagar la deuda externa, que levante la mano" y todos levantaron la mano. Ese era el nivel del debate universitario en mi tiempo. Otra: "quien esté en contra de la pobreza, que levante la mano" y todos levantaban la mano. A mi perdonenmé, pero yo considero que esos debates eran -y son si aún se producen- absolutamente irrelevantes e inútiles. No porque no crea en la política, sino por su grado de ingenuidad. ¿A quién afectaba que 50 personas en un patio de una facultad del interior votaran el no pago de la deuda externa? Claro que tenían toda la libertad de hacerlo, no estoy discutiendo eso, estoy pensando en la utilidad de todo ese tiempo. Por ahí se me ocurren otras maneras de que un joven universitario colabore con su sociedad desde un punto de vista político. Y tal vez hubiera participado (aunque estuviera ajustada de tiempo) si las propuestas hubieran tenido que ver con construir. Ojo, me arrepiento de no haber sido yo la que tomara la iniciativa de proponer algo constructivo.
Claro, seguramente había otros debates que sí eran interesantes y que yo me perdía. Seguramente había gente interesante en la política universitaria de mi tiempo, no tuve el gusto de conocerlos :(
Así se nos fueron los '90. Pero De la Rúa y el Chacho prometían, así que los voté, como muchos otros.
No sé si lo vimos venir o no, pero estoy segura de que nadie imaginaba que iba a terminar como terminó.

8 comentarios

  1. Uy esta vez sí que me tocó ésto que escribiste.

    Fui a buscar mi diario 2001 (no tengo los anteriores porque cuando vivía en mi casa mi vieja me revisaba todo y cuando me enteré los rompí y los tiré :( )

    te invito a verlos :)


    http://www.facebook.com/album.php?aid=2078936&id=1604890954&l=7870547db4

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Leí todas tus entradas sobre "la política y tu familia". Comparto con vos el recuerdo de los saqueos, de la hiperinflación, de Angeloz (porque mi mejor amiga decía que era radical porque su papá lo era)...pero no creo que en mi diario íntimo haya ese tipo de anotaciones, je! (lo voy a buscar). Yo era (soy) demasiado ignorante en el sentido político (y en muchos otros, obvio), lo cual me avergüenza bastante ahora que soy adulta, pero en ese momento no me daba cuenta. A raíz de lo que pasó con Kirchner, empecé a preguntarme por qué había votado a tal o a cual y no lo sé! En realidad, votaba cómo lo hacían en mi casa (voté a De La Rúa y a Kirchner como mi papá y mi mamá)...recién desde el 2007 voto según lo que yo creo (pero tampoco sé por qué voté a Lilita!). También crecí con la idea de que los políticos eran todos corruptos y se robaban todo. Así votaba al menos malo o al que parecía menos ladrón. Cuestión que me propuse interiorizarme más y la próxima ejercer mi derecho a votar con mayor convicción. No puedo seguir así "analfabeta política", menos desde que tengo una hija, que espero elija siempre este país :)
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Nada que ver con la política, pero con eso de que tus amigas no te escuchaban me hiciste acordar a mí. De chica era re futbolera, lo sigo siendo pero ya no tan insufrible. Recuerdo haber llegado al cole (primaria!!!) después de la eliminación de Argentina en el mundial de Italia 90. Nos habían afanado la final y yo estaba como loca, llegué al cole para debatirlo y mis amigas no sabían ni que la pelota era redonda! jajaja
    Me encanta como vas recopilando la historia :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola Lusina, cro que tus entradas son muy interesantes, tanto que hasta escribi alguna parecida. No quiero parecer copiona, jajaja asi que me garde un fin de semana light y quiza el resto de la semana sigo con el puno de vista familiar mio. Mi familia fue muy particular. MUY.
    Bueno un beso enorme, te sigo leyedo

    ResponderEliminar
  5. Es re interesante leerte Luisina!
    Mis padres y mi familia en general es politiquera hasta las trancas. Crecí con otra visión de la política aunque hoy muchas veces lo encuentre una basura!
    Pero en casa era todo lo contrario, había que moverse, hacer cosas, incentivar y proponer... para ir solucionando cosas.
    Mi abuelo fue muy activo (bueno mis padres tambien, tanto que tuvieron que salir del país)y super comprometido con sus creencias... hasta último momento además. :)

    Agradable saber un poco más de ti!!

    ResponderEliminar
  6. Cómo que no conociste a ningún representante político de nuestra Facu? O acaso ya olvidaste a Piruchín? jajaja

    ResponderEliminar
  7. Hola gente :))

    Perdonen que ande tan borrada :( No tengo tiempo para nada. El fin de año es enloquecedor :S

    Vane, vi tu diario el mismo día que me dejaste el comentario y se me puso la piel de gallina. Jodido, la verdad. Muy jodido. Ya con más tiempo contaré mi sensación de esos años :(

    Gi: yo la verdad sé mucho de política porque me fascina la historia argentina, lo que nunca hice fue militar en un partido político, pero soy capaz de pasarme horas en una sobremesa hablando de política ;-) Está bueno informarse, sobre todo para que nadie sea dueño de nuestra libertad de decidir (ni los gobiernos de turno, ni los medios de comunicación)

    Ana: jajajaja, yo tb era suuuper futbolera y las volvía locas a mis amigas. por suerte tuve una amiga con la que jugábamos a patear penales...pasábamos la tarde en eso. Me sigue gustando, pero toda la comercialización que lo rodea le quitó bastante emoción :(

    Carolina: qué va! cómo vas a ser copiona! No, es imposible ser original...cuando uno lee blogs testimoniales queda atravesado por eso que lee y es difícil que no surjan recuerdos...escriba señora, yo leeré ;-)

    Claudia, me imagino que no la habrán pasado bien tus viejos. En casa tb se hablaba mucho de política, pero fue como que el ciclo de muertes que inauguró la dictadura y la corrupción que instauró la democracia hizo que la resistencia se corriera desde la militancia al ámbito cultural o intelectual...literalmente nos quedamos con una sociedad apolítica...aunque el fuego está volviendo :)

    Amore mío...Piruchín era lo más, y Alfio y Juan Mendoza...buáh! si teníamos dirigencia para rato, es que vos no los entendías :S

    Gracias a todos por participar!!!!

    ResponderEliminar
  8. En Chile al parecer la dictadura dejó a la sociedad calladita, sin una corrupción directa por miedo, con la cultura/las movidas como a escondidas... en casa nunca se fue apolítico y en la calle aún te puedes encontrar con discusiones interesantes y no tanto sobre el tema. No quedo un país apolitico como decía, pero si calladito.
    Ahora recién da la sensación de que se hacen cosas gritandolo a los cuatro vientos.

    Y si mis viejos lo pasaron mal en su momento, perdieron mucho, pero ganaron otras cosas.

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.