QUOTE


Un día será un huracán

14 julio 2010

Discutiendo en FB sobre la ley de matrimonio igualitario que se vota hoy en el Senado, me dijeron esto:

"Pensé que parto humanizado, lactancia materna, apego y creer que los chicos necesitan una mamá y un papá iban de la mano, pero me equivoqué.(o no)" 

Mmm, sí, te equivocaste (desde MI punta de vista). No voy a seguir discutiendo por allá porque no me interesa pelear, pero sí me interesa verter aquí mi punto de vista. Por favor, no tomen esto como un ataque a nadie, es solo mi opinión y por lo tanto funciona solo para mi familia.
Yo no crío con apego porque "es lo mejor", o al menos no lo hago solo por eso. No, yo crío con apego (o al menos lo intento) porque respeto al ser humano en su totalidad. Porque considero que todos somos iguales. Por ejemplo, mi hija es igual a cualquier otro ser humano y ese hecho hace que merezca todo el respeto del mundo. Así como no le diría a una viejita cuando se cae "no es nada, levantate!", tampoco se lo digo a mi hija. Hay como una tendencia a pensar que los niños son "ciudadanos de segunda", los dejamos llorar para que duerman, nos reímos de sus dolencias, les gritamos, etc. Bueno, a mi la crianza con apego me ha habilitado justamente a poder pensar a mi hija como un ser humano con todos sus derechos y con la necesidad de ser respetada.
Suponer que sólo criamos con apego las familias constituidas por mamá y papá es un absoluto disparate. De hecho hay distintas formas de criar según el tipo de familia. Supongamos que quedo viuda ¿acaso voy a dejar de criar a mi hija con respeto porque ya no tiene papá? A su vez conozco muchísimas familias constituidas "como dios manda" (qué frase espantosa!!) que maltratan a sus hijos a diario. Bueno, de hecho somos muy pocos los padres respetuosos y en esta sociedad hasta hay que "proponerse" criar con apego.
Así mismo, cuando luchamos por el parto respetado, lo hacemos justamente para que nadie nos diga qué tenemos que hacer, para no ser manipuladas, para ser tratadas como seres humanos con derechos. Derecho a que no se nos violente, a que no maltraten a nuestro hijo, a que respeten nuestros tiempos.
Cuando se reclama el derecho de mamá y niño a la lactancia prolongada, se hace exactamente por el mismo motivo: porque deben respetar nuestro derecho a decidir cuánto durará nuestra lactancia. Y molesta cuando nos dicen qué tenemos que hacer, no?
Por todo esto creo que no hay ninguna contradicción en defender que todos tengamos los mismos derechos civiles (en este caso el matrimonio civil) y a la vez criar con apego, luchar por el parto respetado y la lactancia. Porque la esencia de toda la lucha es el respeto hacia el deseo del ser humano.  Pero esto es algo que solo aplica a los que yo pienso y sostengo. A ver, a lo que voy es a que tranquilamente podés estar en contra de los homosexuales y criar a tu hijo con apego (se que van a venir a decir "no estamos en contra de los homosexuales", bueno para mí esto es simple...si no reconocés que todos somos iguales ante la ley, estás en contra de los homosexuales). Pero ahí atrás yo sí veo una contradicción ¿por qué? porque le reconocés a tu hijo la igualdad con vos, pero establecés una diferencia entre tu familia "tradicional, impoluta, libre de pecado" y los otros.
Es de ciencia ficción que alguien se queje porque es juzgado por dar la teta y a su vez juzgue a los otros por su condición sexual. Tendríamos que aprender, de una vez por todas,  que el camino para ser respetados es empezar por respetar a los otros. Cuento esto como una situación extrema,  contrario a este ejemplo, la gran mayoría de la gente de Familia Natural que tengo en el FB apoya la ley de matrimonio igualitario ;-) (y no digo "todas" porque no pedí permiso, pero casi podría asegurar que es sí!)

Apostillas sobre la Iglesia

- Lo que me molesta no es que "opinen", lo terrible es que operen políticamente, presionen al estado, ofrezcan el pago de campañas electorales (eso se llama coima, por cierto!), nos amenacen con el diablo y nos traten de herejes por pensar distinto.
- Antes estaban en contra de la Unión Civil, cuando vieron que era lo único que podía salvarlos fueron corriendo  a ver quién les redactaba a las apuradas el proyecto. ¿Eso no es contradecirse?
- Yo solamente estoy casada por civil, para la iglesia "vivo en pecado", entonces ¿por qué les preocupa tanto el matrimonio civil entre homosexuales si ni siquiera reconocen como legítimo el de los heterosexuales?
- Su "marcha naranja" me dio miedo. Mucho, miedo del feo. Me hizo acordar a Blumberg, todo mal. Si nos fijamos la simbología es clara y no "casual": el arcoiris incluye al naranja, el naranja excluye a todos los demás colores :(

...............
Intento cada día de mi vida ser respetuosa y tolerante. Pero no voy a tolerar la discriminación.

...............

También he escuchado a un grupo "tibio" reclamar que esto no es importante, que más terrible es la pobreza, luchar por el fin del hambre o la ley de glaciares. Claro que son cosas importantes. Pero la igualdad ante la ley no es un tema menor. De hecho, creo que es uno de los pilares fundamentales sobre el cual avanzar para llevar adelante un país mejor. La IGUALDAD fue proclamada otro 14 de julio como uno de los temas fundamentales de la máxima Revolución occidental ¿cómo va a ser menos importante que la pobreza? Sin igualdad ante la ley, la justicia se diluye.

...............

Tal vez no salga hoy, pero la ley de matrimonio igualitario va a terminar saliendo. Solo es probable que les den tiempo para acostumbrarse a la idea ;-)

...............


"Pero lo que ellos no saben, 
lo que no sabrán jamás,
es que aquí en nuestra tierra
de la motaña hasta el mar
sopla una brisa ligera
que va a volverse huracán.
Ah, pero ellos no saben
que un día será un huracán"
Pedro Aznar



9 comentarios

  1. Lu, me encanta esta entrada, y bueno estoy de acurdo con cada una de tus palabras.
    Yo crió en el apego y mi hijo aunque tiene un padre, no nació en una familia "como Dios manda" y eso no lo hace menos, lo importante de un hogar y una familia, cualquiera que sea, es el amor y el respeto que haya en ella.

    Por eso yo también estoy a favor de el matrimonio Gay y a que tengan los mismos derechos que cualquier otro matrimonio, estamos en un mundo lleno de diversidad, cultural, sexual, religiosa en fin, no debería existir la discriminación.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. 100% de acuerdo con vos!

    Julia A.

    ResponderEliminar
  3. altamente de acuerdo.
    mas clara imposible

    ResponderEliminar
  4. Impecable!
    Gracias una y otra vez!!

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy un poco en "los tibios". No sé si es ser "tibios", yo también pienso que la igualdad ante la ley no un tema menor. Pero la igualdad también la necesitamos en otras cosas, no sólo en otorgarle los derechos civiles a dos personas del mismo sexo (con lo cual estoy de acuerdo). Ojalá todo se discutiera tanto en el Congreso y entre nosotros, los ciudadanos, como este tema...:)

    ResponderEliminar
  6. No quiero llenar con muchas palabras algo que dijiste tan claro, y con lo que estoy tan de acuerdo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todas!! Hoy estoy super feliz gente!!!

    Gi, no lo decía específicamente por vos (son muchos los que comparten tu posición), mi postura es que a igualdad ante la ley se va resolviendo en pequeños "gestos"...es decir, se va avanzando por ese camino. Que la ley quedara guardada hasta el año que viene significa un retroceso en ese camino...a eso me refiero ;-) Y sí, claro que hay temas que son importantes...pero no sé si son "más" importantes...esa es mi opinión, solamente :)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  8. Aplausos!!!!

    Nada que agregar... felicidades por esta entrada! =)

    ResponderEliminar
  9. Vengo de una familia hecha como Dios no manda, jajaja.
    Acá llegué a grande, una persona "Normal" de bien seguro: trabajo estudio, etc...
    NADA TE puede asegurar el futuro de tus hijos, solamente darles amor y contención, y eso va mas allá de tu condición sexual.

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.