QUOTE


Nueva etapa

21 febrero 2010

En diciembre decidimos que este año Guille empezaría el jardín. El único jardín al que fui a averiguar me encantó. De inmediato supe que ese era nuestro jardín. Un lugar chiquito en el barrio, a 3 cuadras de casa y con solo tres salitas de 10 niños cada una. Hablé con las maestras y aclaré algunos puntos importantes acerca de cómo había sido criada Guille hasta el momento. Asombrada, escuché cómo la maestra validaba mis opciones de crianza.
Hablamos acerca de la imagen que teníamos de la salita de dos años y de lo que esperábamos que sumara el jardín a nuestra vida. Y me sorprendió gratamente escuchar que el jardín era un lugar de juego e intercambio entre pares.
Nos decidimos a inscribirla y decidir durante las vacaciones si la mandaríamos en marzo o esperaríamos un tiempo más.
Como todos saben, porque lo manifesté muchas veces aquí, no me gusta para nada la idea de "escolarizar" a los chicos tempranamente. Es más, mi idea inicial era mandar a Guille directamente a prescolar a los 5 años. Y no es que haya cambiado de opinión, sigo pensando exactamente igual. Lo que sí cambió es nuestra necesidad como padres de hacer cosas que no involucren necesariamente a nuestra hija. Creo que debemos encontrar un nuevo equilibrio en nuestra familia, sobre todo por David que cuida a Guille a la mañana y trabaja de 14 a 22 hs. Y necesita su espacio. Por mi parte, seguiré trabajando a la mañana y cuidando a Guille en las tardes.
Cuando llegó febrero y sentí que faltaba poco para el gran cambio, me asusté. Pero pensando y pensando, decidí tomarlo como una experiencia positiva, segura de que es lo mejor para nuestra familia en este momento. Claro que todo depende de que Guille se adapte bien. Porque siempre uno puede dar marcha atrás ;-)
Así que, señores, hemos decidio probar. A partir del 2 de marzo Guille asistirá a sala de 2 años, de 9 a 12 horas. Papá descansará un poco (y se encargará de algunas tareas del hogar ¿les dije que mi marido es muy ordenado?) y yo iré a trabajar como lo vengo haciendo desde antes.
Tengo muchas ganas de ver si funciona y si logramos encontrar ese nuevo equilibrio. Estoy contenta por esta etapa que comenzamos. Y valoro enormemente el hecho de que la crianza de Guille durante 2 años haya sido puertas adentro. Pienso en todo el sacrificio que hemos hecho, acomodando horarios y resignando tiempo de pareja para demorar lo más posible el ingreso al jardín y me siento feliz y satisfecha. Después de descubir el mundo de la crianza respetuosa/apegada, uno se hace muchos planteos y termina culpabilizándose demasiado cuando sus opciones no coinciden con lo ideal. Por suerte, hace tiempo descubrí la importancia de valorar lo bueno que hacemos como padres y dejar ir lo que no se adapta a nuestro estilo de vida.
Creo que ya es hora de dejarnos ayudar por el afuera :)

6 comentarios

  1. Ay Guille estamos en lo mismo, si pasas por mi blog verás q mi cabeza anda ocupada en planteos parecidos...

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. leer tu experiencia al elegir jardin, es leerme a mi misma.
    si le das el apoyo necesario (cosa que no dudo) y le das el tiempo que la nena necesite (y no el tiempo que disponga la maestra) guille se va a adaptar fantasticamente
    vas a ver.
    cuando decidi dejar a aldana en el jardin tenia 19 meses cumplidos, con mucha culpa y angustiada lo hice
    la directora me dio la contencion que necesite, cosa que hoy agradezco.
    hoy viendolo dos años mas tarde, pienso que "el jardin" se transformo en "mi tribu"
    hoy estoy muy agradecida por todo lo que me dieron.
    espero leer como va esa experiencia ;)
    besos

    ResponderEliminar
  3. Luisina!
    Quedate tranquila, Guille se va a divertir en el jardín. Mi hija va desde el año, y si bien se enfermó mucho al principio ya no se enferma más, y va muy feliz. Tiene dos años y tres meses. Cuando vamos a lugares que hay chicos se desenvuelve fantásticamente, no necesita que yo la ande presentando, ni defendiendo, y mucho menos insistiéndole para que vaya a jugar. Llega y ya dice “Soy Viki” “y como te llamás”, y dice cuántos años tiene, y a jugar! Y si debe poner algún límite también lo pone ;).
    Yo creo que en casa se aburriría, y prefiero que esté en el jardín jugando con sus pares que en casa mirando tele, y no moviendo su cuerpo, o aburriéndose sola.
    Mi objetivo nunca fue que aprendiera nada, solo que juegue y se divierta pero de todas formas aprendió muchas cosas, como canciones (no sabés todas las que sabe!!) y el otro día jugando a la escondida descubrí que cuenta hasta diez. Como sea ese no era mi objetivo para nada, pero viene en el “paquete”.
    Animate Luisina, si vos estás segura y le trasmitís esa seguridad Guille se va a adaptar mucho mejor.
    Mucha suerte!!

    ResponderEliminar
  4. Hola!!

    Luisina, tus palabras son mis palabras me paso igual que Gise, jejeje, estamos viviendo lo mismo amiga, y casi por los mismos motivos, solo que no he podido postear nada por ahora en mí blog.... aunque si con ganas... Mira David tiene tres años y seis meses al igual que tú pensaba en mil cosas, también le explique a las profesoras, como Criamos y Educamos en casa a nuestro hijo, y ella estaba de acuerdo en casi todo, para mi sorpresa el nene está viviendo su periodo de adaptación de una forma bonita, respetuosa, y divertida para él, así que la que anda depre soy yo, porque me hace falta y por mil cosas más... Pero por otro lado siento una emoción en mi corazón de ver que la siembra valió la pena!! el entro el primer día como si nada feliz ahí me di cuenta que los nenes criados con amor y de forma natural son mucho más independientes de lo que otros piensan, aparte de todas las lecciones que mi hijo me ha dado... Sigo aprendiendo de él y disfrutando cada segundo a su lado...

    Animo Luisina veras que será una etapa maravillosa, ojala puedas contarnos todos sus avances!!

    Desde acá mucha buena vibra para que todo salga como lo esperas y que sea una experiencia muy linda para tú nena!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Luisi: que momento el comienzo del año lectivo. Comparto con vos las ganas de acompañar a nuestros hijos fuera de las instituciones educativas, pero también comparto la necesidad y además confío en ellas, si puedo decidir dónde y cómo. Defiendo a capa y espada la escuela pública, gratuita y laica, para todos y todas. Pero la Ciudad de Buenos Aires no tiene suficientes jardines maternales y tuve que mandar a Julia a un jardín privado. Busqué un lugar que fuera acorde con nuestro sentir y pensar, ella lo disfruta muchísimo y eso nos hace felices. Ojalá pases por una experiencia tan hermosa como es compartir ese bombón con otros y verla hacerse amigos. Acompañar, proponer, soltar y abrazar. Como siempre. Un abrazo en esta nueva etapa.
    Romi

    ResponderEliminar
  6. Hola chicas!!! Perdonen que no publiqué ayer sus comentarios, pero estaba muerta y casi no toqué la compu.
    Gracias a todas por su buena onda. Yo no creo mucho en eso de socializar o en que le vaya a hacer bien (ojalá que si, claro!) pero sí creo como Romina en las necesidades...creo que es un palabra clave y que es muy importante hacerles caso.
    Por otro lado sí coincido con Carolina con respecto a la tele...Guille no se aburre en casa, pero sí es verdad que muchas veces le prendemos la tele porque tenemos que hacer algo y sí, si tengo que elegir prefiero que esté interactuando con otros y no delante de la TV.
    No pienso que el jardín sea necsario para "socializar", pero lamentablemente con nuestro estilo de vida no tenemos muchos niños cerca para que Guille juegue :( Como trabajo bastante, me pasa que cuando llego a casa no quiero salir...y entonces nos quedamos medio encerradas con Guille, y no es justo para ella...

    Bueno, muchas gracias a todas! Yo feliz por esta nueva etapa! Sé que nos va a ir de diez ♥

    Marthita querida, tanto tiempo!! Qué lindo eso que decís de la seguridad de los chicos criados con presencia :)) Un beso grande a vos y a David!!!

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.