QUOTE


Aprendiendo cosas nuevas

28 junio 2012

El martes fui a una clase de crochet para aprender a hacer grannies, esos cuadraditos con los cuales se hacen mantas, bolsos, almohadones. Ya los hacía hace tiempo, pero sin "técnica", es decir, de una manera u otra llegaba al cuadradito (y quedaba cuadrado, lo juro! hasta le hice una manta a Emilio con los colores del arcoiris), pero era medio al tun tun. Más allá de que seguramente hay diversas formas para llegar al mismo resultado, me encantó ir a esa clase. Por muchas razones, sobre todo porque estuve un rato charlando con adultos, lejos de cualquier tipo de demandas y eso es aire fresco y se agradece siempre. Conocí gente vinculada al circuito a lo hecho a mano en mi ciudad, tomamos unos ricos mates, nos reímos cuando nos equivocábamos y aprendimos a hacer bien el famoso cuadradito y ¡a unirlos! Eso es muy importante, porque si los hacés muy lindos pero no sabés unirlos el resultado no es el mismo.
Lo que me gusta del crochet es que lo puedo llevar a todos lados, entra en cualquier bolso o cartera y aparte es buenísimo para los ansiosos porque podés calmarte mientras vas terminando los grannies individuales ;-) Bueno, la cuestión es que aprendí la técnica correcta, hice dos grannies, tomé mate, merendamos y me gané un premio en el sorteo que se hizo al final: una agarradera que simula una tajada de sandía. Todo eso por muy poca plata. Estoy super contenta. Tanto que la semana que viene voy a otra clase para aprender la técnica circular.
No le saqué fotos a mis cuadraditos (quedaron muy bien!), pero tengo un board entero de pinterest dedicado exclusivamente a los grannies. En Flickr también pueden encontrar un montón de imágenes, miren las que recopilé en este mosaico:

My creation
(las fotos no son mías)

Si quieren ver mi pizarra de grannies en Pinterest, click acá.
Hasta la manta gigante no paro ;-)

6 comentarios

  1. Qué lindo! Algún día me gustaría aprender! Mi abuela hacía de todo con esos cuadraditos. Una manta tejida a crochet es una imagen que guardo en mi memoria :)
    Bueno, ni hablar de vincularse un rato con adultos, jaja!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. El crochet y el punto cruz son mi debilidad, el problema es que acá no consigo buenas lanas y las que hay -buenas- son carisimas. Igual siempre me compro algun acrilico para despuntar el vicio. Mi hija tiene una manta que le teji en rojo y marrón, y es super abrigada. Todavía la tengo que forrar, pero supongo que lo haré cuando llegue el invierno. Y lo de los talleres me da mucha envidia, igual yo manana, voy a un curso del Cervantes en Shanghai a ver si puedo hablar con adultos y respirar un poco, un poquito. Un abrazo fuerte fuerte ... Hoy acá hace como 40 grados de calor, estoy asfixiada jajaja

    ResponderEliminar
  3. me encantan!!
    pero siempre me parece que es muy dificil hacerlos... al menos para una principiante!
    Un beso, Ana

    ResponderEliminar
  4. Ah! y me encanta la tipografía que elegiste!!

    ResponderEliminar
  5. ah, no!!! yo quiero ver los tuyoooos!!! ♥

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.