QUOTE


Resolviendo "temitas"

25 abril 2011

♥ (214/365)


Guille tiene 3 años y (casi) 2 meses. Camina para todos lados, pero al jardín hay que llevarla a upa. Y traerla a upa. David la lleva, yo la busco al mediodía. Pero no daba MÁS! Con 16 semanas de embarazo la cosa empezaba a complicarse, no por la panza sino porque llegaba agitadísima a casa. Lo sostuve así porque son "sólo" tres cuadras y básicamente para no pelear. Pero la verdad es que con 15 kilos encima parecen mucho más que tres cuadras.
Ya hacía rato que le venía hablando de que cuando hiciera frío iba a tener que caminar. Ya sé que la opción "fácil" era sacar el cochecito (sin uso desde sus 18 meses), pero había dos contras: 1) probablemente no quisiera subirse, 2) si le gustaba era un tema cuando naciera el/la herman@.
Mientras tanto seguíamos aguantando. Hasta que el sábado a la noche tuve un tirón dolorosísimo en la ingle, no me podía ni incorporar. Pasó, pero no me quiero arriesgar a levantarla (puede ser un auténtico DRAMA familiar que yo quede en reposo). Así que ayer estuve todo el día metiéndole en la cabeza que hoy no iba a poder traerla a upa del jardín. La verdad es que no necesitaba tantas justificaciones, pero sí quería asegurarme de que me entendiera. Yo no sé si a ustedes les pasa, pero mi hija parece no escucharme cuando le hablo (?)(obvio dicho en el sentido de "no me da ni cinco de bola")
Bueh, la cosa es que hoy le repetí toda la historia. Llegué al jardín con una cajita de acuarelas (es fanática de las acuarelas, se gasta una cajita de esas baratitas por semana!), le conté a una de las mamás que las llevaba a modo de soborno (si, un desastre, pero algo tenía que hacer porque ya no puedo volver a casa con ella a upa), le dije también que no me tenía la más mínima confianza (jeje).
Bueno, al final sí caminó. Salió, me dio un beso y me dijo "a upa de mami no, a upa de papi si". Vino todo el camino contándome cosas, pero muy seria. Estuve a punto de ofrecerme a levantarla (no sé por qué se me ocurren esas locuras!), pero en cambio le prometí que cuando llegáramos se podía sentar un rato a upa. Y así hicimos, llegamos y nos sentamos en el piso de la cocina a charlar y ver la sorpresita de cumpleaños que le habían regalado. Pienso que necesita contacto físico a la salida de jardín y que eso es lo que reclama con el upa (el límite es el abrazo dice el pediatra de N, qué puéta!). Igualmente me quedó una sensación agridulce, alegre de ver que crece, nostalgia por el tiempo que pasó ;-)
Lo bueno es que pude comprobar que me escucha (!!?).
¿Tendremos retrocesos? No sé, al menos hoy pude descansar :)

18 comentarios

  1. Primero, qué preciosa la foto que ilustra el post!!!!!

    Lo del upa y el embarazo, me da la sensación que lo manejaste re bien! A mí me pasaba que me atajaba que cada cosa que uno por prudencia deja de hacer con los hijos cuando tenés a sus hermanos en la panza, disparen "algo" que no es tu intención en tus hijos, y le tomen "idea" al hermanito/a desde que está adentro. Yo me re cuidaba con eso, porque de verdad me daba pánico... pero a veces ellos no necesitan más justificaciones que la decisión y ya. Me siento tan "adulta" con esas cosas, y ellos tan simples, y tan amorosos!!

    Así que te leo, y me re alegra cómo algo que venía complicado salió tan bien! (mérito de las dos, eh!)

    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Hola Ronnie! Claro! a eso iba...yo sabía muy bien que la decisión era la correcta, soy la adulta y tengo que guiar...pero a veces por no pelear uno sigue y sigue...incluso aunque eso le genere rechazo...porque lo peor eran los sentimientos negativos que yo tenía cuando la levantaba, me sentía muy mal. Con respecto a mencionar al hermano también tuve dudas, cada vez que lo decía sentía eso que vos contás, miedo de generar en mi hija algo negativo contra ese ser...pero es que no encontraba palabras para decirlo. Creo que salió muy bien y estoy segura de que lo entendió, así que feliz, feliz de poder venir caminando ¡que también es divertido! sobre todo ahora en otoño, pisando las hojitas...es una oportunidad para descubrir otras cosas buenas :)

    Gracias por estas palabras, me hicieron bien :)

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. Luisi, genial como lo manejaste! igual yo no descartaria el coche, muchas veces a la salida del jardin los nenes estan cansados y es logico que no quieran caminar, no creo que de aca al nacimiento lo use mucho, pero esta bueno, como una herramienta mas.
    un beso
    Muma

    ResponderEliminar
  4. Te tiro otra del doc, matadora: "Crecer es alejarse".
    Bueno, sí, para cuando? jjj.

    Qué bueno leerte.

    Crecemos con ellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Si Muma, sé que lo tengo como resguardo si esto deja de funcionar...pero creo que realmente está bueno que camine :) Ya veremos qué rumbo toma esto jeje

    N, que escriba un libro! de poesías!!! jajajaja :) Qué grande JDW!

    Besos chicas!

    ResponderEliminar
  6. Vito tampoco quería caminar el año pasado ida y vuelta al jardín, mitad cansancio, itad falta de entusiasmo por el jardín y otro poco necesidad de contacto: y la verdad es que con sus 4 años y medio yo lo sigo haciendo bastante upa. Igual, más de dos cuadras suele cansarse. Pero, eureka! Este fin de semana se escaló solito la mitad de un cerro cordobés: creo que fue porque había incentivo, estaba con su primo rosarino que adora. Necesita mucho incentivo para caminar!

    ResponderEliminar
  7. Claro que te escucha Luisi! Mi hija de 2 años y 4 meses (casi), me escucha! le cuesta pero yo sé que si quiere me entiende. Guille te ha entendido a la primera. Muchos abrazos, besitos y achuchones y se solucionan un montón de cosas! más de las que nos pensamos.

    Una foto repreciosa! :)

    Maria de PHPR

    ResponderEliminar
  8. Que lindo lo que contás..tu hija si te escucha, pero seguramente sabe que el hermanito/a que está en camino va a se r el que va a estar más a upa que ella...eso tambien debe ser dificil para los pequeños. Linda manera de resolverlo..y definitivamente te escucha!
    Tal vez para el bebé en camino puedas usar un fular! te invito a que veas los que tenemos! asi podes pasear con el bebé a Upa y caminar con Guille.
    besos!

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno!!! Mis piojas se llevan más o menos esa diferencia... creo que como mamá uno muchas veces duda, pero lo que siempre es positivo es que nuestros hijos puedan crecer reconociendo que también hay otros... una mamá cansada, o un hermanito que reclama... y en esa aceptación los vemos crecer. Un gran paso!
    Beso enorme!

    ResponderEliminar
  10. Y yo que pensé que ibas a terminar diciendo que te rendiste ante el cochecito. :P

    Yo lo que hago con ale es venir jugando a buscar números de las casas, a los inmóviles, a caminar sin pisar las lineas, que se yo. Tonteras que se me ocurren. El si camina duro, aun que de cuando en cuando me pide que que a Sofia del coche por q el esta cansado. :)

    ResponderEliminar
  11. Los nenes crecen con la venida de hermanitos y cuando las cosas están claras y los adultos nos tomamos el tiempo de explicar que es lo que necesitamos de ellos resultan ser mucho mas colaboradores de lo que esperamos.

    Fede va y viene del jardín caminando hace mucho, mucho tiempo, pero siempre una u otra nos decimos "dame la mano que extrañé tu piel" y las charlas que tenemos sobre su día en el jardín y mi día y el de Pierina en casa o dando vueltas son de lo mas lindo del día.

    ResponderEliminar
  12. Creo que lo manejaste bien, al menos pudiste descansar y ella algo comprendió del mensaje :) Cuando pienso en la posibilidad de otro hijo (más adelante!) me imagino esas situaciones...cómo hacer para que la gorda no tome ciertos cambios y adaptaciones con rencor hacia su hermanito...En fin, se verá en el momento...jeje!

    Salvando las distancias, siento algo similar a lo tuyo con algunas cosas a las que me niego, pero que me generan después sentimientos negativos. Por ejemplo, a veces sé que necesito momentos sola y me resisto tanto a reconocerlo, que termino enojándome con mi hija "porque es muy demandante" y "no me deja hacer nada". Tiene un año y medio, cómo va a ser? :S Y después me siento mal y culpable!
    Quizás explicándole y negociando, ambas estemos mejor. Pero a veces creo que es muy chiquita para entenderme...ay ay!

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  13. Hola chicas! Perdonen que no haya pasado a contestar en estos días :)

    Dolores: claro! cuando Guille tiene incentivo, camina...cuando sacamos a pasear al perro o vamos a la peatonal le encanta! pero estaba complicado el tema jradín...por suerte vamos transitando este nuevo intento y nos está yendo muy bien :9
    Besos a vos y a Vito!

    Patty: jamás! nonono, si me rindiera se los contaría!! no hay dramas con el cochecito en sentido estricto, pero como preferir, prefiero que camine...que haga algo de ejercicio, que disfrute de hacerlo ;-)

    Avril:si, yo sé que si se lo pido ella me da bola y sé que tengo que guiar porque soy el adulto, pero me cuesta...supongo que porque es la primera ;-)
    Besos!

    Gise: yo me planteo muuucho esto de no mencionar al hermanito continuamente asociado a las cosas que Gui va a perder...no siempre lo logro, a veces se escapa...es un entrenamiento que creo que uno tb va haciendo. Al fin y al cabo también crecemos nosotros con cada hij@


    Besos a todas!!

    Lu

    ResponderEliminar
  14. no puedo dejar esto en 13 comments, perdón! :D

    ResponderEliminar
  15. Hola Luisina, recién descubro tu blog y me colgué con algunos posts! Me gusta como resolviste el tema del upa y, debés habérselo explicado desde un lugar muy profundo, diferente a otras veces tal vez, ya que Guille lo entendió.
    Te mando un beso enorme y ya leerás mis comments a menudo!
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Hola Luisina, como va tanto tiempo?
    Está bueno cuando una descubre ese "como" y se siente reconfortada, aunque no siempre es así y mas de una vez, al menos yo, no se encuentra la vuelta. Ayer le encontré la vuelta a un "temita con Victoria" y me sentí muy bien. Sobre caminar te cuento que A ella le decimos "camello" a veces porque caminaaaa y caminaaaa. El otro día fuimos a un paseo y caminamos un montón de horas, me acordé mucho de vos porque había chicos de como 5 años en carro!!! Y pensaba si Luisina está acá se muere, aunque si era mucha la caminata y en algún momento hasta yo quise que me llevaran en carrito, jejeje...

    ResponderEliminar
  17. Ahhh una me olvidaba una cosa que haciamos con Viki cuando llegaba tarde al trabajo (yo), le proponía una carrera, hasta esas tapitas que están en el suelo (de luz, gas, etc... teníamos que pisarlas, y la que llegaba primero ganaba.
    Ahora que lo pienso debe haber sido muy chistoso vernos a la mañana temprano...

    ResponderEliminar
  18. Siempre me das que pensar Luisi.
    Esa barrigola tuya de 16 semanas y tu niña de 3 años... y yo que llevo meses dándole vueltas a cuándo será el mejor momento para que Valentina tenga un hermanit@ y todos los miedos que me entran de pensar en DOS! y en como cambia todo...
    Tus experiencias me resultan siempre tan interesantes... Mi enana tiene ahora 19 meses... y me encanta llevarla en brazos (soy loca de los colgarechos, ya sabes) y pienso... y si me quedo embarazada y no puedo? Cómo voy a negarle a mi bebé de menos de dos años un colito?
    Qué bobería ser tan indecisa no? Por qué le daré tantas vueltas a las cosas.
    Me gusta leerte, te lo dije?
    ;-)

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.