QUOTE


Lo malo

16 enero 2010

Bueno, antes que nada quiero contarles lo malo. Como una forma de exorcizarme y de a poco dejar ir esta historia. Sacarme de encima el dolor que sentí en ese momento.
El 6 de enero a la noche Guille tuvo su primer accidente. No fue terriblemente "grave" aunque soy conciente de que podría haber sido muchísimo peor. ¿Qué pasó? David bajó a preguntar una cosa a la recepción y yo me quedé tirada en la cama. Guille estaba al lado del mueble del televisor. Todo el  mueblecito y el tele apenas si la sobrepasaban unos centímetros. La miraba todo el tiempo, pero como entre ambas se interponía un ventilador de pie, pensé que solamente estaba mirando la tele de cerca e intentando volver a apagarla y encenderla. Y fue un segundo: Guille se trepó al mueble y se le vino todo encima, el televisro le pegó en la fente de chanfle y voló atrás, y el mueblecito sí le cayó de lleno encima. Y al grito de ambas siguió el peor momento desde que nació: ir a levantarla. Simplemente pensé que estaba muerta. Y todavía no logro recuperarme del susto. Y sigo aún intentando revisar exactamente cómo fue que sucedió. Sé que fue mi responsabilidad, no digo culpa porque es ese segundo que le puede pasar a cualquiera. Pero yo tendría que haberme levantado a ver qué era exactamente lo que estaba haciendo Guille.
La historia recién comenzaba y cuando David volvió a entrar al cuarto nuestra hijita ya tenía un chichón terrible en la sien izquierda y estábamos abrazadas llorando. Salimos corriendo de la habitación con la mochila y un par de cosas, la recepcionista nos aconseja ir al Hospital Maciel. El taxi que demora una vida en recorrer el camino y yo que intento cumplir con todo lo que te dicen ante un golpe en la cabeza: que no vomite, que no se duerma...por momentos sólo me recuerdo llorando. Eran las diez de la noche y conseguir que Guille no se durmiera en esos 20 minutos de viaje fue super difícil. En el Maciel nos atendieron increíblemente bien. Recuerdo la calidez de la jefa de guardia intentando tranquilizarme e intentando consolar a Guille con un Papá Noel chiquito arrancado del precario arbolito (me lo traje de recuerdo!). Esa atención fue perfecta, hubo contención y cuidado, le hicieron los primeros controles muy exhaustivamente. Pero irremediablemente debían derivarnos al hospital pediátrico.
Hace muchos años que tengo el seguro de viaje que brinda la tarjeta de crédito Cabal (de hecho mantengo esta tarjeta por el seguro), pero eran las 10 de la noche de un feriado y yo no supe qué hacer, estaba completamente desbordada, aterrorizada de que Guille estuviera mal en otro país. Porque Uruguay será acá enfrente, pero es otro país y yo no lo entendí hasta que no nos pasó esto, incluso creo que no lo hubiera entendido nunca si no nos pasaba. Y entramos nomás a la maquinaria burocrática de la medicina estatal...de otro país. Y no la pasamos bien.
Dos horas después del ingreso al Maciel, llegó la ambulancia del Hospital Pediátrico Pereira Rosell y bueno la discusión típica de que solo un acompañante puede ir en la ambulancia. Sin auto y con cero perspectiva de taxi el conductor se ablandó y dejó que David subiera. Y hacia allá fuimos y Guille se durmió porque ya era casi la 1 de la madrugada y pobrecita no daba más.
Al llegar nos separaron inmediatamente de David que quedó solo en una sala de espera, sin que nadie le informara nada, durante más de 10 horas. Nosotras fuimos a la parte de trauma y nos revisó una pediatra "correcta", hizo todos los controles sin que Guille se despertara. La despertó para revisarle los ojos con una linterna y dos segundos después me pedía que la durmiera para hacerle una tomografía. ¿Cómo hacer dormir a un bebé que se despierta de golpe, en un lugar totalmente extraño y lleno de luces con una linterna en los ojos? Imposible. "Bueno -decide la pediatra- no importa que se haya despertado. Tendremos que hacer 6 horas de ayuno, le ponemos un suero para hacerle anestesia general y después hacemos la tomografía". Y yo no pude evitar absolutamente nada de todo esto, y estoy dolida aún. No porque me hayan engañado, pero creo que no hubo buena voluntad ¿No hubiera sido más lógico hacerle la tomografía estando dormida y después revisarle los reflejos?¿No se hubieran corrido menos riesgos?¿Cómo no va a importar hacerle una anestesia general a una nena de 22 meses?
Basta decir que las siguientes 12 horas fueron de lo más traumáticas. Enfermeras mal intencionadas, cero contención de parte de los médicos (mucho menos te iban a explicar algo de lo que pasaba), y toda clase de maltrato a todos los internados. Y ojo, no digo que me hayan tratado mal por ser argentina: trataban democráticamente mal a  todo el mundo :( Tampoco digo que funcione siempre así. Solamente estoy contando mi experiencia y lo que vi en esas 12 horas de internación. Aclaro esto porque veo en la página web que parece ser un buen proyecto, con buenas intenciones. Y claro que agradezco que me hayan atendido gratis (obviamente sí pagamos la tomografía: 2000 pesos uruguayos, algo así como $400 argentinos). Pero gratis no es sinónimo de bueno. Creo que toda mamá que tiene que estar con su bebé en una sala de observación es un ser vulnerable y sus emociones tienen que ser reconocidas, como así también los sentires y dolores de los niños. No creo justo que un pediatra residente se burle de un niño porque llora o que todos los médicos de guardia se hayan reunido para mofarse de un bebé que estaba particularmente alterado. Me pareció triste y doloroso. Y más doloroso me parece que lo hagan cuando es gente especialmente vulnerable al maltrato, sin herramientas para defenderse de la agresión.
¿Cómo me maltrataron a mí? Dejándome incomunicada durante 12 horas, diciéndome que no llore cuando me veían lagrimeando, gritando en toda la sala que "lo tuyo no es para tanto" y demás linduras. Y lo tuvieron que repetir muchas veces porque yo soy muy llorona y la verdad que nadie va a convercerme de no expresar lo que siento. Así que empecé a llorar ahí y recién me tranquilicé dos días después, cuando ya era evidente que Guille estaba bien.
El único gesto bondadoso lo tuvo la anestesista, explicando el procedimiento, los riesgos reales y los menos frecuentes. Y por suerte todo salió bien y la tomografía dio perfecta. Pero hubo que atravesarlo y es un bajón que Guille haya pasado por todo esto a los 22 meses. Y yo me siento mal aún, siento que no pude evitarle ninguno de estos dolores o de estas intervenciones. Creo que de a poco se irá alejando esta historia en el tiempo y todo será una anécdota, pero lo cierto es que ya pasó por la colocación de una vía para el suero, una antestesia general y una tomografía y eso no se borra, está ahí, pasó :(
¿Por qué seguimos el viaje? Primero que nada porque Guille estaba bien y segundo porque no queríamos que el viaje se tranformara solo en un malísimo recuerdo. Si hicimos todos los estudios fue porque queríamos asegurarnos que no había ningún problema y al no haberlo hubiera sido inútil todo si no seguíamos. Y la verdad es que la pasamos increíblemente bien el resto del viaje...aunque me autoimpuse no pensar demasiado en esto para disfrutarlo y ahora que llegamos me pegó el bajón con todo. Me hace bien escribirlo y compartirlo, revisar todo lo que pasamos y poder llorar ese dolor. Son cosas que pasan, me repetirán hasta el cansancio. Pero uno no espera que le pasen en vacaciones y en otro país.
Quiero cerrar el capítulo reiterando que para nada estoy diciendo que esta situación sea general en ese hospital, sólo cuento lo que yo experimenté en esas 12 horas. Y claro que sé que estas cosas ocurren en todo el mundo, en mi país y en otros también. Y agradezco que no me separaran de mi hijita y que me atendieran. Pero también siento que un cachito más de humanidad es necesario.
Y aquí dejo esta historia, lo dejo ir y me lleno de lo lindo...de la "latinoamericanidad" de Montevideo (preciosa!), de la alegría de sus calles y de sus atardeceres interminables, de la tranquilidad y la frescura de las playas de Uruguay, de la calidez de su gente y de sus mates gentiles, y de la alegría de estar otra vez en casa. Los tres juntos y sanos.

*¿Alguien leyó el cuento "El rastro de tu sangre en la nieve" de García Márquez? Exactamente como el protagonista de esa historia debe haberse sentido David.

14 comentarios

  1. Ah!!! pero que momento, te entiendo porque me acuerdo cuando Viki se tiró de cabeza del cochecito y casi me muero!!! Yo me fui al Italiano de Bs As, nos atendieron bárbaro pero no nos hicieron tomografía, solo la dejaron en observación y le hicieron una radiografía. No les podemos evitar el dolor, por suerte no fue tan terrible. No? Pero perdió el conocimiento? Porque fue lo primero que me preguntaron si había llorado.

    ResponderEliminar
  2. Lu que feo momento pasaste!!! y sobre todo David que se le deben haber cruzado por la cabeza las cosas mas horribles que podemos imaginar...
    Coincido con Carolina... porque la tomogáfia? perdio el conocimiento? no reacciono enseguida cuando se golpeó?. Lucas una vez se golpeo y no le salia el chichon... casi me muero, corri a la guardia y ahi me explicaron que lo mas importante es que ni bien se golpea reaccione instantaneamente llorando/gritando, esa es la mejor señal de que esta bien... si eso no sucede si una tomografia.
    Pero bueno... ya esta... dejalo ir Lu... Pensa en lo bueno, paso por eso pero tu gorda esta PERFECTA!! y eso es lo mas importante ;)

    Beso grande y ahora a contarnos lo lindo si??

    ResponderEliminar
  3. Luisi, querida amiga...QUé puedo decirte? Me angustié hoy cuando te leí, y ahora que leo toda la historia peor. Me imagino tanto tu tristeza y tu dolor en ese momento, el pobre David solo, la Guille pasando por todo eso! Qué injusto! Por qué los tuvieron que tratar asi? Me indigna, me enoja!
    Son cosas que pasan, si, pero cosas que nos marcan para siempre, está buenísimo que puedas largarlo y compartirlo!!!
    Te mando un abrazo grande, acá estoy, ya lo sabés!

    ResponderEliminar
  4. Lu, siento mucho que hayan caido en un lugar asi, es terrible, mas tratandose de un hospital para ninos, uno espera que sean mas "humanos" (aunque deberian serlo con los adultos tb). Yo hubiera hecho lo mismo en cuanto a hacerle todos los estudios necesario, sino no te quedas tranquila. Ahora que idiota la mina, si sabia que le iba a hacer una tomografia para que la desperto??? Yo creo que a esa altura mas que llorar le hubiera gritado a medio mundo y hablado con cuanto superior pudiera. Y dejarlo a David incomunicado, pobre, que feo no saber nada.
    Me alegra que lo puedas soltar ahora y que en su momento hayas podido seguir de viaje y disfrutar en familia.

    Besos,

    Pao

    ResponderEliminar
  5. Che, no quise decir que esta mal que hayas llorado, me parece perfecto, solo te queria contar como reacciono yo, me indigna la mala atencion y la falta de respeto y reacciono con mucho enojo (lo cual a ese tipo de gente por lo general le importa un bledo)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ay Luisi que feo momento, lo de la caida de la tele es uno de los accidentes mas frecuentes de los chicos... Los centros de rehabilitacion neurologica estan llenos de traumatismos de craneo por esa causa, la sacaron BARATISIMA.
    Lamento mucho el mal momento que tuvieron que pasar y la mala atencion... pero te juro que en esots casos hay que agradecer que no haya pasado algo peor...

    Me alegro que esten bien ahora y hayan podido disfrutar del resto de las vacaciones
    besos
    Mara

    ResponderEliminar
  7. Me parece que el tema de la tomografia es que tiene que estar absolutamente quieta, si esta dormida se puede despertar y no sirve para nada la imagen.. con un golpe asi de la cabeza esta perfecto que se la hagan, seguramente no estuvo bien la forma en que te tratarony deberian haberte explicado las cosas... Pero eso no es como una caida normal, es el tipico accidente que termina muy mal.

    ResponderEliminar
  8. pero que experiencia espantosa !
    me alegro que finalmente la gordita no tenga nada de nada...
    y que decir con la espera y el trato "deshumanizado" ...mas de lo mismo
    que dios las bendiga!
    besos

    ResponderEliminar
  9. Hola chicas. Gracias a todas por sus palabras tranquilizadoras. Les cuento, Guille no perdió el conocimiento en ningún momento, ni bien el mueble cayó ella empezó a llorar...pero a mi me temblaban las piernas, realmente ese segundo en que todo caía fue eterno...
    Pensamos que le iban a hacer una placa...pero es como dice Mara, se hace tomografía para ver también las partes "blandas" y que no se haya formado ningún coágulo o que no haya hemorragia cerebral...cosas que pueden suceder aunque el niño no haya perdido el conocimiento. Yo estoy segura de que fue necesario hacerlo...igual la doctora me dijo que se podría "haber intentando" hacerle la tac dormida...pero que lo más probable era que hubiéramos tenido que repetirla. Guille reaccionó enseguida después de la anestesia...porque si buen fue general, la hicieron "corta". Igual se asustó mucho y estuvo casi una hora llorando desconsolada, realmente fea fue esa salida de la anestesia.
    Gracias Mara por todo lo que me explicás y gracias también a tu marido. Yo aún no puedo creer que Guille ni siquiera se haya quebrado un bracito...no puedo creer que salió totalmente ilesa...porque yo ví cómo voló todo...y te puedo asegurar que fue terrible. Es más en esos días no podía dejar de imaginarme qué hubiera pasado si las cosas caían de otra manera. Por suerte el tele solo le "chanfleó" por encima de la cabeza...y por suerte era de los de 14 pulgadas.
    Bueno, ahí ya empecé con lo bueno del viaje. Les mando un abrazo a todas, gracias por estar siempre ♥

    ResponderEliminar
  10. Ay Luisi!, qué mala experiencia!
    Lo del trato, es algo que habría que trabajar tanto, y no sólo ahí, en España no sabés qué mal está... (no en todos lados, por suerte...) Y ni te cuento sobre las separaciones absurdas, me pone mal sólo pensarlo...
    Te entiendo con el susto, es un momento horrible, a Maite con la edad de Guille se le cayó la mesa de madera maciza de la cocina, lo ví todo y no pude pararlo, quiso treparse y se le cayó encima, con el borde de la mesa en la carita, sobre el suelo de cerámica, quedó atrapada y levanté la mesa gracias a la descarga espectacular de adrenalina, en otras circunstancias no sé si hubiera hubiera podido tan rápido.
    A ella le hicieron sólo una placa, yo ni quería irradiarla pero a la vez... el miedo te paraliza, me venían a la mente los niños (y adultos) que atendía en el Clemente Álvarez con malares fracturados por golpes mucho menores, las complicaciones, las cirugías...no quería ni pensar en algo neurológico... No sabés cómo te entiendo.
    En fin, que me enrollo!. Me alegro muchísimo de que el golpe quedara sólo en un susto.
    Y me alegro de que puedas expresar todo lo que viviste, ojalá el trato humano mejore pronto y prime la salud integral, sin descuidar el dolor emocional.
    Un abrazo enorme.
    Sol.

    ResponderEliminar
  11. BUeno, primero me alegra q fue solo un susto y q la gorda este f}perfecta, no sabes como sufri al leerte!
    ahora me sorprende lo qw contas, todo el pais sabe q en la maternidad del pereyra te tratan horrible, creo q la razon es q va gente con cero educacion a atenderse, mujeres con muchos hijos y nada de controles, q solo van al momento de parir, entonces las tratan horrible, no te voy a contar aca los comentarios de enfermeras pero son bien feos. Nunca crei q la parte de pediatria fuera asi, en Uruguay los mejores medicos estan en salud publica (Pereyra, Maciel etc.) lo cual no significa q recibas la mejor atencion no? es indignante q pasen estas cosas, realmente quiero pedirte disculpas, porq lo q siento es verguenza ajena, estas cosas siguen pasando a pesar de todo lo q estan haciendo para mejorar el tema salud, ojo q en la privada tb pasa! me ha pasado a mi con Guille, pero lo bueno es q no fue nada Lu, y yo aca sin enterarme de nada! Y no sientas culpa son cosas q pasan, te descuidas un milisegundo y pasa, obvio q se como se siente, mi gorda tb se ha dado sus buenos golpes je! besotes!

    ResponderEliminar
  12. Luisi, que momento corazon!!! Me alegra muchisimo que Guille este bien. sabes? Es muy comun que los nenes se accidenten cuando estan de vacaciones, en su casa siempre tienen calculados los espacios, saben que pueden tocar, que no y no estan tan excitados. De vacaciones hay un mundo nuevo por descubrir... Y estas cosas pasan. Como tbn pasa que nos paraliza el miedo y confiamos "en las personas que supuestamente son especialistas y saben" Pueden saber mucha medicina pero la mayoria son muy poco humanos. Entiendo tu susto. Nereo se golpeó con solo 2 meses y fue re dificil llevarlo a la clinica sin que se duerma.. y muy traumatico todo tbn. La diferencia fue que se despertó al momento del control y se volvió a dormir entonces al momento de la TAC estaba dormido. Yo todo el tiempo le expplicaba lo que estaba pasando y poruqe le estaban haciendo eso. Son momentos de mucha angustia pero sabemos que con bebes es muy dificil evitarlos.
    Te mando un abrazo gigante!!!! Y pensa que ya pasó, todo sana.
    Beostes

    ResponderEliminar
  13. HOla Luisina!
    Recien comienzo a leerte despues de varios dias. Que susto lo de Guille y que suerte que no fue nada. Es cierto que en un pais ajeno uno se siente asi, ajeno, cuando toca algo de emergencia. Me
    apena que los profesionales que les tocaron en suerte no tuvieran empatia ni respeto por el resto que son tanto o mas personas que ellos.
    Me alegro mucho que hayan podido continuar el viaje y disfrutarlo tambien. Un beso grande!

    ResponderEliminar
  14. Hola chicas, perdón por no haberme tomado el tiempo de contestarles antes...
    Tatu...no tiene nada que ver con Uruguay esto...pasa en TODOS lados y en el sector privado también :S Lamentablemente uno termina resignándose a que te traten mal...y no es justo, no?

    Sol: wow...una mesa! Sí, la adrenalina ayuda en el momento del "rescate" no lo dudo...el intento de proteger a la cría ;-)

    Chicas, mil gracias por sus palabras de aliento :) Son tan lindas ♥

    Besos a tod@s!!!

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.