QUOTE


Acerca de nuestro colecho

08 abril 2009











Cuando dijimos en la familia que íbamos a buscar un bebé, todos hicieron la misma pregunta: ¿por qué no esperan a tener otra habitación? Vivimos en un departamento de pasillo amplio, pero con una sola pieza. La verdad es que no me preocupaba demasiado porque sabía que la habitación era lo suficientemente alta como para hacer un "entrepiso" y dí por hecho que no iba a necesitarla por unos cuantos meses.
Así, una vez que nació Guillermina, empezamos a proyectar cómo sería el nuevo espacio. Dibujé, como pude, lo que "deseaba" y mi suegro, que es carpintero, empezó a trabajar en ello. Aproximadamente en octubre del año pasado montamos la parte "de material": sacamos el piso entablonado, cavamos hacia abajo e hicimos una carpeta con desnivel. La semana pasada mi suegro vino a colocar los tirantes y las tablas del entrepiso, quedó muy agradable a la vista, muy cálido. El próximo paso es colocar el piso de madera en la habitación de Guille y, finalmente, la escalera que conecte ambos espacios.
Ya falta poco para sumar una nueva habitación a la casa, pero el espacio que originalmente fuera creado como la pieza de Guille, no va a ser usado aún para tal fin. Nosotros dormimos aún con nuestra hija. ¿Hasta cuando? Bueno, hasta que ella misma decida dormir toda la noche de corrido y esté contenta con ese cambio, en definitiva: hasta que todos estemos de acuerdo con el colecho.
Sí que va a ser más cómodo disponer de otra habitación, de eso no cabe duda! ¡Tenemos tantas cosas para ubicar! Supongo que cuando todo esté terminado (y nos esperan dos arduas semanas de construcción) llevaremos la cama y la cuna arriba (a la cuna le sacamos la baranda lateral y la adosamos a la cama grande) y dejaremos el espacio de abajo para poner la compu y los juguetes de Guille.
No siempre estuvimos de acuerdo con el colecho, los primeros meses deseábamos que Guille durmiera sola en su cuna, ubicada al lado de nuestra cama (aún me entristece enormemente acordarme de esos momentos, solamente me consuela el hecho de saber que el que tomaba esas decisiones erróneas era mi alter ego, cegado por un puerperio al que no pude entregarme hasta varios meses más tarde). Después la cosas se impusieron de manera natural y dimos paso al orden de lo instintivo. Dormirmos todos felices, nuestra hija no llora y se despierta sonriendo. Es, sin duda, la mejor desición de crianza que hemos tomado.
A la distancia me resuena aún esa pregunta "¿por qué no esperan a tener otra habitación?", y me parece tan absurda. El único espacio adicional que se necesita para tener un bebé es el espacio emocional...que no todos se ocupan de despejar.

Para leer más sobre los beneficios del colecho:

- En la web:
Página Dormir sin llorar,
"Despertarse al lado de los seres amados" bellísimo artículo de Laura Bernhein en Familia Natural.

- Lecturas:
Bésame Mucho, de Carlos González
Dormir sin lágrimas, de Rosa Jové

8 comentarios

  1. Este comentario lo dejó Vane en el otro post (que tuve que borrar por una pequeña falla técnica y volver a publicarlo):
    Vane dijo:
    Hola Lu

    te cuento que yo coleche con mis 3 hijos, y el masyor ya se fue!
    Si, solito solito, primero dejo la cama y se traia el colchon a mi pieza, y un dia, decidio dormir en su pieza, le pusimos un escritorio y hace su tarea ahi, el solo, lee libros, juega, es como su "mini casa" el proceso fue mas o menos desde los 5 hasta los7 casi 8, o sea, eso que no te los scas mas de la cama es MENTIRAAAAAAA

    los otros 2 siguen en mi cama, y no me preocupa, sino que me encanta, es lo mas hermoso que experimente en mi vida (despues del parto sin peridural, que es otro tema) mi marido me apoya, es mas, el cuando Juampi era bebe, y teniamos miedo a la muerte subita, empezaban los dias frios, me alento a ponerlo a dormir con nosotros, para mi, es lo mas natural del mundo, y como tal, se termina por resolver.
    Si tienen fiebre, lo sentis, si tosen, si tienen pesadillas, lo que sea estas ahi, para ellos, en el momento exacto!
    A mi, para serte sincera, me hubiera gustado tanto meterme en la cama de mis papas y recibir cariño en los momnetos tristes, y eso no me paso, asique siempre dije, aunque tengasn 18 años, si algun dia estan mal, o tristes o porque los dejo una noviecita, o porque les fue mal en un examen, o por lo que sea... siempre ese dia, pueden volver a la cama de mami como si fueran unos bebes de nuevo, y te aseguro que van a tener la fuerza para resolver "ese" futuro problema que los aqueje!

    Mi hija no teien habitacion, no se como se la vamos a hacer porque es complicado el tema, no solo en lo economico, sino que hay que destrosar media casa, porque no tenemos lugar, pero como todo, se resolvera... a su momneto!
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Vane: te cuento que yo siempre tuve terrores nocturnos (aún hoy soy extremadamente miedosa en las noches, le tengo pánico a la oscuridad total). Mi mamá intentó por todos los medios que yo durmiera en mi cama: me encerraba en la pieza, cerraba con llave la puerta de su pieza, me dejaba durmiendo en el piso al lado de su cama en pleno invierno (piso de mosaico), cosas horribles...al final veía que yo no cedía y me dejaba dormir con ella a regañadientes....por este rechazo yo nunca me fui del todo a mi pieza...tenía 15 años y seguía llamando a mi vieja a la noche....y la historia se repetía cada vez. Lo peor de esto es que TODA la familia le daba a mi vieja ideas "aleccionadoras", le decían que yo era una malcriada(sí, estaba MAL CRIADA...sin amor!!o al menos: sin amor incondicional), una pavota...se burlaban de mí. Uffff...hubiera sido tan simple! Si aunque sea 1 vez hubiera dormido conmigo de buena gana....estoy segura de que yo no sería tan miedosa.
    Da para otro post!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. che! me hubieras corregido los errores que cometo por escribir apurada jajaj

    ResponderEliminar
  4. "el único espacio adicional que se necesita para tener un bebé es el espacio emocional...que no todos se ocupan de despejar."
    Es así Luisina...tanto lío por el cuarto del bebé, la decoración, la cuna...y al final falta lo más importante!
    Yo amo dormir con Layla. Se despierta a la noche, me mira, mira al papá, se ríe, nos da besos y se vuelve a dormir (Diosa!).
    VIVA EL COLECHO!!
    Un abrazo, Luisinita!!

    ResponderEliminar
  5. Ay! Creo que es uno de los temas que mas me apasiona! Y todavia no entiendo como la mayoria de la gente se pone en contra...
    Que lindo todo lo que estan contando las chicas, y tu relato Luisi, hermoso!
    Como conte varias veces, nosotros colechamos con Ivan hasta los 2 años, y el tambien decidio irse solo, nadie lo saco de ninguna cama, hoy mismo le pregunte si queria venir a dormir con mama y me saco cag....(No insultos De amor y casualidad!) Jajajaja
    Con Valen colechamos desde el primer dia, de recien nacido dormia sobre mi pecho...Ahhhhhh!!!
    Es algo tan hermoso, pero tan hermoso que de solo pensar el dia en que decida irse me muero de tristeza...
    Claro que llega el dia en que deciden irse! Solo si respetamos esa etapa y la disfrutamos a full y les agradecemos por permitirnos vivirla con ellos! Termina la etapa, y a otra cosa!
    Te leo Lu! Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. que temazo este!!!! yo soy una de las tantas que antes de ser madre tenia el "libro gordo de petete" que pensaba seguir a rajatabla, miraba la niñera experta, uffff
    pero cuando aldana nacio y lo unico que hacia era estar prendida del pecho y le resto llorar, las cosas se me fueron de las manos,el primer dia en casa con la recien nacida, me entredormi con la beba en brazos, sentada en el borde de la cama y casi la suelto, esa noche la termine acurrucando en mi brazo como una canastita y durmio conmigo.
    despues las noches siguientes tiraba 3 horas, asi dormia yo, cada 3 horas le daba el pecho y despues estaba una hora paseandola para dejarla en el catre, con suerte dormia 4 horas por noche.
    a los 3 meses me di cuenta que todos los consejos que tenia en mi entorno no me servian para nada, ya que nadie estaba conmigo.
    ahi conoci los foros, internet y demas yerbas, porque lo unico que podia hacer con la nena dormida upa era sentarme en la pc.
    llegue a la web dormir sin llorar, y solucione mi vida colechando!!
    eso si, yo nunca critique el dormir en la cama grande, simplemente pensaba que no era correcto entonces evitaba por todos los medios cometer ese "error" con mi hija.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Lu, menos mal que uno tiene instinto, porque yo con mi primer hijo tenía solo 18 años, y vivía con mis suegros!!!, mi suegro, sobretodo, todo el tiempo me decía que debía dejarlo llorar una sola noche, y que a partir de ahí dormiría todo la noche de corrido; menos mal que mi corazón no pudo hacer tal cosa!!!, y gracias a Dios que mi marido, no se puso de su lado; éramos muy jóvenes...Pasó el tiempo, y mi a sus cuatro años nos pidió su propia habitación, dormía allá cuando quería y a los cinco empezó a dormir en ella todas las noches, aún así, a veces quiere dormir con mamá y se viene con nosotros a la cama...suerte que con mi gordita ya tenía todas las cosas claras... Besos.

    ResponderEliminar
  8. Nosotros, al igual que tú, tardamos un par de meses en tomar la decisión de colechar.
    Actualmente, la cuna de David está al lado de nuestra cama. El duerme en ella y cuando le apetece (a veces al principio de la noche, a veces al final), me llama y viene a la camita!
    A la hora de dormirlo estoy con el en la cama hasta que se duerme y lo pongo en su cunita.
    La hora de dormir y la noche en si se han convertido en algo muy agradable en nuestra casa. Para nosotros ha sido la mejor opción.

    ResponderEliminar

Feliz de leerte :)

De amor y de casualidad. Todos los derechos reservados. © Maira Gall.